Entre reposiciones y cumpleaños

Miércoles, 26 de Agosto de 2015 18:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Entre reposiciones y cumpleaños

reposisiones1En la cercana prehistoria de Imaginartes Compañía Teatral, en la mítica caverna de la Casa de la Cultura ‘Dr. Ignacio Mena Rosales’, vieron la luz los primeros ojos del grupo iniciado por Rodrigo Canchola de los Cobos y Sotero Castrejón: “Los ojos perdidos de Mirmidón”, de Sergio J. Monreal. El 9 de septiembre de 2011 vi por primera vez trabajar juntas a Mónica Durán y Marlene Torres, el trío lo completaba Alejandro Franco.Esa ocasión recordé cuando supe que Marlene tomaría el personaje que Jorge Maldonado interpretó en “Homenaje a un ciego que abrió los ojos”. –Míreme--, destacó su atuendo en negro cuando volanteaba la función del 6 de agosto en el Jardín Guerrero, para contradecir mi sorpresa e incredulidad. Contrapuse la muy notable diferencia de presencias, tan solo la sobresaliente talla varonil de Mimo. Ella no se arredró para insistir en su invitación, que aproveché el jueves 13, última fecha de esta tercera o cuarta reposición, en el escenario donde este montaje fue estrenado en junio de 2013.

Amén de que Marlene no se ocupó en realzar su presencia, por decisión propia u obediencia, la puesta en escena si pierde con la ausencia de la delineada corporalidad de Jorge Maldonado y el desempeño físico un tanto exigente y complicado mediante el sostenimiento y contención que realiza de posiciones poco comunes, sobre todo sin ningún apoyo, a base tan solo de fuerza y energía.La obra también pierde la contrastación que ofrecía la pareja inicial, no nada más en cuanto a la obviedad de los géneros, sino por las tallas. Mónica Durán es una mujer de talla breve. Puesto en blanco y negro, prescindir de la heterosexualidad en este caso es una apuesta perdedora, máxime la pareja con que contaba este “Homenaje…”. Por lo menos no se incurre en el desacierto de intentar una imitación masculina, dándose a notar particularmente esta ausencia en el personaje del pintor, sobre todo porque así es aludido, en masculino. No obstante la pérdida señalada, la expresión de la poeta queretana Gabriela Aguirre se sostiene en su intensidad figurativa y sugerente, en las impresiones emocionales que suscita y comparte, así como la invitación final de la obra para sostener un ideal, un sueño.

reposisiones2En cambio la reposición, el jueves 20, de “Encuentros” ha crecido al punto del remontaje, en el mismo auditorio del Museo de la Ciudad. Sale a relucir la pobreza de La Caverna como caja negra para este montaje que mucho gana con el aprovechamiento que hace Imaginartes de la arquitectura de este espacio, también como caja negra, o casi. Aunque para esta ganancia sacrifica aforo, los tres umbrales que enmarcan a las musas, o personajes que así se sugieren, que a su vez son parte de las cuatro puertas por donde éstas entran y salen, comparten así con mucha proyección el desarrollo amoroso de los “Encuentros”, al punto de la compartición de jitomate del escenario hacia los espectadores, y no a la inversa, como correría supuestamente el ánimo reprobatorio.

Desafortunadamente por esas mismas puertas entra la anti-musa que en cada una de las tres ocasiones fastidia el progreso amoroso. Ni modo: esta horrorosa también forma parte de los “Encuentros”...entomatados gracias a su repugnante intromisión e interrupción.El muy acertado encuentro que hace de esta obra y puesta en escena colectivas, casi un remontaje, es la nueva presencia del poeta, bohemio, músico que aporta una ambientación particularmente amorosa con textos del bardo mexicano Juan Sabines, y el compositor argentino AníbalTroilo, entre otros, mediante entonados declamación y canto respaldados con una limpia ejecución guitarrística.

reposisiones3Cierra Imaginartes una triada escénica con el estreno de “La mirada de Alonso” participando así en la celebración del séptimo aniversario de la compañía teatral Avatares. Sin salir del Museo de Ciudad, el domingo 23, pasadas las 12:00 horas los niños se identificaron con las aventuras, inquietudes y aspiraciones de Alonso. Seguramente envidiarán su plateada indumentaria espacial; se inspirarán en la creación de juguetes y compañeros de juego a partir de sinnúmero desechos domésticos por descompostura y/o marginación tecnológica; lucharán contra la inadaptación padecida con los adultos y sus inauditos apremios y ansias que redundan en su desdicha y la destrucción de su entorno. Que se vale soñar no para el desahogo del ocio, sino como inspiración y aspiración de vida que rechaza la destrucción como progreso, y el sometimiento de alguien como superación. 

La recreación de la imaginería lúdica infantil, así como de las situaciones adultas resultan muy simpáticas, ingeniosas y divertidas, por ejemplo, el secado-de-a-perrito ante el extravío de la toalla; muchos se sentirán fielmente retratados en esas horas de oficina sin más reto que el aguante; las autobarreras que previenen el abordaje o inicio de las relaciones personales en los prolegómenos de las ilusiones románticas.

Los telones que reproducen la inmensidad cósmica seguramente estimularán la creatividad y la curiosidad infantil hacia confines sin fronteras, pero no tan solo por las imágenes que nos dejan ver, sino también por la manera cómo estás van haciendo acto de presencia acompañando el relato de A10N50, o sea, Alonso según su ortografía galáctica.

Las hazañas de Alonso, y las intervenciones adultas que nos expone no parecen suficientes para agotar las energías de Karim Aarun, quien parece gozar de reservas hidrantes inagotables o de inusitada inmunidad a la deshidratación.

 

 

 

 

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Banalidad existencial

Banalidad existencial
No hay aviso ni advertencia que valga, la representación y actuación anunciada y presentada al público funciona o no funciona sea investigación o exploración o cualquier estado que la ubique en una situación de trabajo no terminado. Un grupo de, quizá, cuatro o cinco estudiantes de

Escénico Femenino. En todas partes no es un lugar

Escénico Femenino. En todas partes no es un lugar
Con recursos gráficos mínimos Puentes y desembarcos nos habla claramente de una situación límite y/o decisivo de la mujer joven en un contexto modernamente urbanizado. El llamado de atención gráfico con un neutro gris tenue nos habla de vaciedad, ante la cual se está instalado en un

Rupturas constructivas

Rupturas constructivas
Difícilmente buscaría un fontanero en una notaría, es más, si lo hiciera seguramente buscarían la manera de enfilarme hacia la salida, o mínimo me harían un respetuoso o extrañado vacío. A no ser enloquecido por el dolor, no me pondría en manos de un dentista que me recibiera en

Reflejos e ingenuidades

Reflejos e ingenuidades
Un gobernante arrepentido de la omisión con que se ha conducido con sus gobernados, sin ocuparse de su bienestar y prosperidad, y en cambio ha nutrido su ocio con placeres y diversiones. (No sabemos si estos y estas incluyen viajes al extranjero, y desempeñarse como animoso espectador de

Don Juan sotanero

Don Juan sotanero
De la época próxima a “La telecomedia de Manolo Fábregas” me prendió “Don Juan Tenorio” con «¡Cuán gritan esos malditos! / Pero, ¡mal rayo me parta si en concluyendo esta carta no pagan caros sus gritos!» (Apunto el parlamento en verso como lo escucho, no necesariamente co

MAS QUE VER

Volcan cerca de central nuclear podría hacer erupcion

  La agencia meteorológica de Japón ha advertido a miles de residentes del sur del J

Leer más
Racismo: Interesante experimento social en Australia

Dos jóvenes en Australia han decidido realizar un experimento social destinado a generar

Leer más
El tiempo que consumes riendo, durmiendo o echando flatulencias

Quizá nunca hayas reparado en el tiempo que utilizas para realizar ciertas actividades a

09-06-2016
Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?