Examenes escenicos

Miércoles, 11 de Junio de 2014 18:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Exámenes escénicos

Del proscenio pa’rriba tenemos motivos optimistas y esperanzadores por el futuro inmediato de las artes escénicas queretanas, a la luz de la temporada de exámenes en la Facultad de Bellas Artes. Rebosantes el entusiasmo y la creatividad especialmente en la construcción de los personajes, al punto de caracterizar a esta como una temporada de personajes.

examenes1He conocido por primera vez una temporada de actuación por parte de los alumnos cuya línea terminal es la Danza Contemporánea. Esta especialidad explica la situación estatuaria que guarda la mayoría del elenco al inicio de la representación de Mujeres ante la tumba, de Michel Ghelderode.

examenes2La plasticidad creada con las diferentes posiciones de los cuerpos, los colores de los vestidos y la iluminación centrada en el simbólicamente crucificado captura intensamente la atención, máxime por la belleza del cuerpo en cruz. Contrastar, y no necesariamente por la vía del antagonismo, once personalidades femeninas no es un logro sencillo, aunque la historia y el mito mucho las haya definido. Al contrario, una definición muy difundida y aceptada puede acrecentar la exigencia en la vida que ha de dársele al personaje. Tal es el caso de Magdalena, bíblicamente etiquetada como la pecadora que vive mercando su cuerpo, pero también prototípica del ejercicio del arrepentimiento. Las posibilidades y los riesgos de excederse hacia cualquiera de los dos extremos son muy tentadoras por las posibilidades de lucimiento exhibicionista y de granjearse el público por la vía de la sensiblería. Esto no ocurre por parte de Melissa Stephany Rodríguez Castillo, quizá el mejor ejemplo de una puesta en escena donde priva una muy medida contención bajo la dirección de Cristóbal Ramírez López.

examenes3Con una eficiente gestualidad, expresividad corporal y entonación vemos recorrer en Magdalena una amplia gama de sentimientos, emociones, estados anímicos, psíquicos y reflexivos. Queda para la expectación la incorporación de la danza en este mismo montaje, si es que no fuera pedirle al gato que ladre. Ojalá y la actoralidad alcanzada quede asimilada y asumida más allá de la acreditación académica.

En cuanto a los examinados con línea terminal en Actuación empezaré por los más nóveles, según la información impresa, porque en el escenario más o menos impresionan por igual.

examenes4En Un pacto, de la dramaturga mexicana Diana Benitez, las caracterizaciones y encarnaciones de Rodrigo José Torres Cervera del joven enfermo que no tiene control psicomotriz de su cuerpo instalado en una silla de ruedas y de la anciana matriarca están bordeando lo superlativo. Todo el cuerpo y sus posibilidades físicas e intelectuales al servicio de personajes tan disímbolos: sus emociones, sus intenciones, sus prejuicios convenencieramente irreductibles.

Aún en los personajes jóvenes está muy acertadamente recreada una época mexicana ilusionada en la prosperidad mediante la preparación y el esfuerzo, que quizá a los examinados les platicaron sus abuelos, o mucho la revisaron en las películas de Arturo de Córdova, David Silva, Marga López, una casi adolescente Silvia Pinal, y otra Silvia igualmente iniciática, Derbez, con larguísimo etcétera integrado por quienes encarnaron la clase media posterior a la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Corea. Pero aún los adultos de la época, principalmente en sus ámbitos y desempeños familiares, no escapan al acierto interpretativo de los alumnos del cuarto semestre coordinados por el maestro Manuel Puente Villa. Hay remembranzas radiofónicas que reivindican la nostalgia publicitaria mexicana. Los peinados de ellas igualmente logran esa remitencia.

examenes5En el montaje de Las células sociales que operan con dos centavos, a partir de la ópera de Bertold Brecht y Kurt Weill, vemos un mayor regodeo o recargamiento en la construcción de los personajes, ya con el vestuario, ya en la corporalidad, ya en los caracteres y cualidades personales. De todo esto en grado superlativo, quizá a manera de involuntario súmmum, se encuentra Jonatán Jeremías Peachum, sin que le vayan muy a la saga su esposa Celia y la casadera y voluntariosa primogénita Polly.

examenes6Lástima que Mackie Navaja guarde tanto parecido al personaje que Juan Carlos Vera Martínez saca atinadamente adelante en Filos, sin dejar de sostener muy bien con ritmo y descaro al fanfarrón y atrabiliario líder de la banda de atracadores y destripadores de Macheat. Entre los pordioseros, sin crédito en el programa de mano, me llamó particularmente la atención la manca con andar de pingüino portadora de una casi neutra expresión lastimera; rompiendo la cuarta pared resulta terriblemente brutal cuando extiende pedigüeña su única mano. Igualmente descarnado resulta el manejo desalmado que lleva a cabo Jonatán Jeremías Peachum de la industria de la mendicidad, plenamente convencido de su aportación a la estabilidad social desde su posición de defensor y organizador de los desposeídos, de quienes deriva el confort y bienestar personal y familiar, al mismo tiempo que preeminencia e influencia en su entorno, particularmente en el mantenimiento del orden. (Cualquier coincidencia con algún líder mexicano de pepenadores y sus seguidores priistas es mera casualidad.)

examenes7También llama especialmente la atención el desempeño de Juan Pablo Sánchez Santoyo, al parecer con tres personajes, aunque solo tiene apuntado el de Carlos Filch, nuevamente por la recargada caracterización de los roles con una gestualidad corporal tan atinadamente exagerada, sobre cuando aparece entre las pupilas de un lupanar de Turnbridge con su grotesca humanidad entre la delicadeza de La Pantera, Betty y Dolly. Impasable por alto la brevedad de Smith, el policía inglés con acento francés (casi que un flic disfrazado de tommy) con esa vocecilla que le da Sandra Carolina Zavala Jiménez culminante cuando la intérprete se sale del personaje para reclamar al personaje jerárquicamente superior, Jack Brown, su derecho a representar el que considera su mejor parlamento.

examenes8En fin, un montaje al que le sobra riqueza teatral, casi inabarcable en el sinnúmero de sus detalles, al margen de su declarada intencionalidad social y política.

Si se vale comparar, lo cual resulta muy difícil evitar, El menú, del dramaturgo colombiano Enrique Buenaventura, montaje dirigido por el maestro Benito Cañada Rangel para la graduación de la promoción saliente de la licenciatura en Artes Escénicas, con línea terminal en Actuación, por lo menos en cuanto a hondura temática no supera a Las células sociales…

examenes9Como vueltas a la noria, con la perennidad de nuestros males sociales quedamos instalados en el extremo de considerar impensable otro orden, y entonces mejor enfocarse en la vitalidad más inmediata que suda, respira al mismo tiempo que casi nos detiene el aliento recuperándolo en un suspiro gracias a quienes suben al escenario. Después de la sorpresa por la generalizada nitidez y sonoridad de las voces en un recinto caracterizado por ocasionarle lo contrario a los parlamentos de los actores, nuevamente acusa uno el impacto de algunos personajes. Entre el lumpen mucho se advierte al buñuelesco mediohombre, quien desde el umbral del Esperanza Cabrera, cuando los salientes alumnos del octavo semestre invitan a los transeúntes a presenciar cualquiera de las cuatro funciones semanales, de jueves a domingo del 16 de mayo al 22 de junio, ya aparece mutilado como bulto humano, si no fuera por su sonriente expresión, el bulto podría ser de cemento, cal o arena.

examenes10Vestido elegantemente de impecable blanco y con gestualidad marcadamente fársica, El Metre, cual maestro de ceremonias de circo llama nuestra atención hasta que aparece El Secretario, graciosamente impostado por Estefanía Méndez Bocanegra con una muy variada expresividad facial, sin dejar atrás el respaldo corporal y vocal. Durante la comilona destaca la fastidiosa y ampulosa ricacha que ordena las sobras y migajas para el populacho mendicante, hasta que aparece El Candidato. Quien haya hecho esa máscara merece por lo menos la mitad del crédito en la construcción de ese personaje, cuya expresión insólitamente tiende hacia una neutralidad sonriente. Ese candidato sugiere respirar la vida que le insuflan las acartonadas ‘cotorras’ que lo ensalzan y lambisconean. El misterio y el suspenso acompañan a este personaje que nunca habla pero mantiene la comunicación gestual que convencionalmente corresponde a todo candidato que de tal condición se jacte y respete.

Con la inmediatez y la velocidad del cinismo político gobernante y la extrañamente exasperada indiferencia gobernada, “La superación espiritual de las desgracias materiales” en un ambiente transitado por una amplia diversidad de desgracias, este menú poco ha tenido para movernos el tapete, con la salvedad, más interpretativa que temática, de los personajes aludidos.

“Un pacto” /Aula de teatro, patio de Artes Escénicas, FBA, Av. Hidalgo s/n, campus Cerro de las Campanas / viernes, sábado y domingo / 20:00 horas / FIN DE TEMPORADA / Todo público, no bebés

“Las células sociales que operan con dos centavos” / Teatro de Cámara, Av. Hidalgo s/n, campus Cerro de las Campanas / jueves, viernes y sábado / 20:00 horas / Boleto: $80.00 / FIN DE TEMPORADA / Todo público, no bebés

“El menú” / Teatro Esperanza Cabrera, J.M. Pino Suárez esq. B. Juárez, Centro Histórico de Querétaro / jueves, viernes, sábados y domingos / 19:00 horas / Boleto: $80.00 / Todo público

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Teatro de, por y con jóvenes

Teatro de, por y con jóvenes
Teatro de, con y por jóvenes diferenciado enormemente. El jueves 19 de julio “Edmond” y el viernes “La niña Esther”. Ambos trabajos precedidos y voceados con nombres de pila, masculino y femenino, ambos irrelevantes. La relevancia y protagonismo está en los temas. La permanencia

Expectacion inconclusa

Expectacion inconclusa
  El proyecto Puentes y desembarcos de Luis Pablo Agustín Lanusa, para el área de Investigación escénica del Instituto Queretano de la Cultura y las Artes, es un proceso actoral sobre los deseos, los inicios y las despedidas de emociones femeninas. El tejido del abordaje presenta

Vulnerabilidad entretejida

Vulnerabilidad entretejida
Viven el progreso y la vanguardia una incontestable polifonía de pulsiones, una encrucijada ideológica en un momento de radicalidades sociales militadas por transeúntes vistos como enjambres, por masas obreras desarmando un modelo centenario de orden concertante. La intimidad particular

Esperpentando

Esperpentando
Segunda llamada y compartía la soledad del teatrino del Patio Morisco del Museo de la Ciudad de Querétaro con quien la había hecho, Marcela Dovalí Torres en la consola de las luces y los sonidos. [¡Por favor, que suspendan la función! ¡Qué incómoda soledad! ¡Qué incomodidad que

Caminata sin miedo

Caminata sin miedo
Atraído y prevenido por la persistencia de un aviso en mi feisbuc asistí finalmente a la primera de dos funciones de “Ecos de mis huéspedes” en el foro del Museo de la Ciudad de Querétaro, el martes 6 de noviembre. La atracción la ejercieron los nombres, para mí acreditados debid

Conspiración identitaria

Conspiración identitaria
Jorge Ibargüengoitia goza de buena fama teatral en Querétaro. Los montajes de “El atentado”, “El loco amor viene”, “El viaje superficial” dan buena cuenta de ello por parte diversos directores: Román García, Leonardo Cabrera, Manuel Puente Villa. La calidad de este preceden

MAS QUE VER

“The Predator” podría ser protagonizado por Benicio Del Toro

Medios norteamericanos como THR o Deadline informan que Benicio Del Toro(“Sicario

12-09-2016
Leer más
Mexicana utiliza bacterias como detergente

  Un método para lavar la ropa sucia con bacterias fue presentado por la estudiante d

Leer más
Data Science Machine: la computadora que predice el futuro

Científicos estadounidenses han realizado un gran paso al crear una computadora que predi

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?