Error
  • [sigplus] Critical error: Image gallery folder galerias/espectador220514 is expected to be a path relative to the image base folder specified in the back-end.

Mucha mierda

Miércoles, 21 de Mayo de 2014 18:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

[sigplus] Critical error: Image gallery folder galerias/espectador220514 is expected to be a path relative to the image base folder specified in the back-end.

Mucha mierda

hercules1El desparramamiento paródico es casi diarreico actualmente en Querétaro. Ni Hércules tan ingenioso y poderoso se antoja dotado para rescatarnos del anegamiento. Ya no recuerdo cuando empecé, ni cuando me cansé, de apuntar la falta de infraestructura para facilitar el acceso a la oferta cultural, por lo menos en la delegación Centro Histórico de la ciudad capital. Tan solo el dejar entrever el centralismo ya es parte de nuestra parodia cultural. En general la atención del centro en perjuicio de la periferia es un señalamiento cotidiano que también se pierde en el tiempo.

hercules2Aún con las limitaciones propias de su vocación arquitectónica, la única infraestructura medianamente propicia para las artes escénicas podría ser el Auditorio Josefa Ortiz de Domínguez, construido durante la administración de Rafael Camacho Guzmán (1979-85). Desde entonces todas las rehabilitaciones y readaptaciones, sin contar las privadas, llevadas a cabo hasta la fecha forman parte de la parodia cultural queretana, por lo menos en materia de infraestructura. Las justificaciones escénicas son de una ingeniosidad que dejarían boquiabierto al gran Gabo (Gabriel García Márquez), al menos varios segundos. 

hercules3Se le ha llamado teatro en espacios alternativos al acomodo de una actuación en un nicho, en la longitud de una escalera de caracol, en las gradas de una alberca sin agua, en una obra negra subterránea, en la creación de un tapanco dentro de una habitación con altísimo techo, con un etcétera ad infinitum. Algunos nombres exoficio complementan descriptivamente la parodia infraestructural con los que muy bien se ubican y concitan teatreros y espectadores fieles, por ejemplo: El Jacalón, La Caverna, El Mundo Hobbit, El Calabozo, La Cancha --muy disfrazada de foro múltiple, esta descripción adoptada como nombre oficial a partir del título del proyecto arquitectónico que quedó en veremos desde hace tres sexenios--, y los que vengan o aún desconozco. 

hercules4Con una hiperbólica extensión del concepto intervención son presentados artistas de las más diversas especialidades en las plazas públicas, y toda la interferencia urbana desde vendedores ambulantes hasta la circulación vehicular de los más diversos estados mecánicos constituye la dichosa intervención, por lo menos desde la silla del denodado espectador. El esfuerzo del artista es mayúsculo y la más de las veces infructuoso su empeño de conectarse con el espectador, a no ser que disponga de una parafernalia tecnológica en materia audiovisual.
El rebuscamiento eufemístico más reciente que he escuchado para representaciones en el espacio que ocuparía la mesa de la sala-comedor de una habitación de interés social es el de teatro-de-cámara. Tres puestas en escena de semejante amplitud cabrían en lo que fue el Teatrino de la ex Prepa Centro --con perdón de la FFI--. (Teatrino: diminutivo de teatro en italiano.) 

hercules5En resumen, una y otra vez la negación de una necesidad de infraestructura escénica, atendida con remedos de solución, las más lindas: la rehabilitación de los cines Alameda, espacio bautizado en el trienio en curso como Teatro de la Ciudad, que prácticamente consumió cuatro administraciones municipales panistas, y que resulta muy impropio para montajes teatrales y dancísticos por la lejanía y la isóptica en la cual queda cómodamente instalado el espectador. En otras palabras, no ha dejado de ser una sala muy propia para proyecciones cinematográficas.
El Teatro Metropolitano, residuo de la faraónica Ciudad de las Artes fantaseado por Walt Disney en su meliflua encarnación de Paco Garrido --CEO (Cheif Ejecutive Officer) de Querétaro, paródico gobernante de 2003 a 2009--, que muy queretanamente opera como recibidor de las visitas para que no vean el resto de la casa. Como ese recinto no está hecho para los queretanos, pues a ver cómo le hacemos para llegar hasta allá cuando logremos adquirir un boleto reencarecido por la empresa que administra el espacio, el espectáculo, o las dos cosas. 

hercules6Dado que la atomización de los espacios ha rebasado lo paródico, asomándose a dimensiones demenciales, así haya artistas danzando en el aire, ya estamos viviendo la atomización del tiempo. Esto empezó muy temerosamente con la programación de funciones los días martes, se pasó a los considerados prohibitivos lunes, hasta ocupar todos los días de la semana. Se diferenció, estiló matinée, un horario infantil, dándose el doble horario los domingos, por la tarde para los adultos. Se ha experimentado con los horarios: los dominicales más temprano en función de las obligaciones del lunes; en general más tarde del promedio para superar los embotellamientos vehiculares, no tanto para alcanzar todavía abierto el estacionamiento. Muy tarde hasta llegar a la media noche. Lo más reciente y vigente: el acortamiento de las temporadas, o sea, minitemporadas de doce fechas o menos, muy lejanas de las antes acostumbradas, aun con cancelaciones, temporadas de veintiséis funciones a lo largo de casi tres meses. Con perjuicio de un importante recurso de difusión: el boca-en-boca. Actualmente tenemos carteleras que viven con el vértigo de la inmediatez cibernética. Quien no se asome a la red un día puede perderse un aguardado cierre de ‘temporada’: la efemeridad escénica en exacerbada versión. 

hercules7En este reflujo donde se revuelve lo paródico involuntario, maquillado con formalidad institucional, con lo paródico premeditado, los grupos Barón Negro y XTeatro nos ofrecen, en ‘temporada’ de estreno –ocho fechas-- Hércules en el establo de Augias, del dramaturgo suizo-alemán Friedrich Dürrenmatt, en una sala del Museo de la Ciudad donde no ha sido programada una exposición temporal. La ocupación de este espacio es lo suficientemente inesperada para no aparecer esta puesta en escena anunciada en el ‘documento oficial impreso’ en el que aparecen las actividades de este ‘centro cultural’ exoficio, la revista mensual “Asomarte”, editada por la Secretaria de Turismo y el Instituto Queretano de la Cultura y las Artes. Muy escasa, o nula, es la historia escénica de esta sala. 

hercules8El título remite muy bien a la quinta mitológica tarea penitenciaria impuesta al semidiós griego para expiar el colérico asesinato de su familia: Limpiar los establos de Augias en un día.
A la vista de la instalación y producción escénicas, es fácil suponer que la parodia empieza apenas entrando a la sala. Hay una sugerencia voluntaria, o no, de improvisación que por la trayectoria de Coral Echeverría y Carlos Casas opto por la primera posibilidad. Vemos unos reservados transparentes laterales, enderezados retando la verticalidad, que aceptan la sospecha de venirse abajo en cualquier momento, quizá premeditadamente. Vemos la típica preparación de calentamiento de los actores previa a la actuación. 

hercules9Sale un presentador de la trama que mucho es lo contrario de una presentación escénicamente correcta, y de ahí en adelante se suceden las parodias del hercúleo héroe nacional griego que no posee la fortaleza muscular que tanto exhibe; su capa-coraza es un volátil textil; su fiereza no pasa de la enervada gesticulación; su jactancia de galanura mucho tiene de pose comercial. Un cartero más o menos bobo se otorga una licencia a la confidencialidad que debe guardar con los documentos que le son confiados, y pasa a platicarnos como sus vecinos fueron partícipes de contenidos privados. Conocemos cuánta burocracia y tramitología obstaculiza la comisión de la sanitaria tarea del exasperado Hércules. Lo vemos acosado por las demandas domésticas y maritales. Para solventar las acuciantes exigencias económicas acepta bufonescas tareas indignas de su olímpica descendencia. Su paga sufre aplicaciones de chiquitolina, o bien entregas muy propiamente excusadas. 

hercules10Extrañamente también en la mítica Grecia los poderes económico y público-administrativo van de la mano en una única persona, situación posiblemente predecesora de los actuales cotos familiares y sectoriales. La industriosa prosperidad se mantiene incesante tanto como la elevación del nivel de la mierda en Élide, o Elis de acuerdo con los histriones queretanos, el reino gobernado por Euristeo.
La esplendorosa florescencia reventado macetas, desquiciando cualquier orientación administrativa, que resplandezca aunque asfixie; el selfie para las redes firmado con el nombre más bonito del mundo de parte de los suertudotes del bajío mexicano. 

“Hércules en el establo de Augias" /Museo de la Ciudad, Guerrero 27 Norte, Centro Histórico de Querétaro / Mayo 22, 28 y 29 - 20:00 horas / domingo 25 - 19:00 horas / Boleto: $ 80.00 / Apta para adolescentes y adultos.

 

{gallery}galerias/espectador220514{/gallery}

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Surca la Gazpacho humor y reflexión sin dejar el amor

Surca la Gazpacho humor y reflexión sin dejar el amor
A la capitana Gazpacho la conocí en Veracruz, lejos del mar, enérgica y disparatada, de modales exagerados, desbordados, apabullantes. Alcancé el torrente que agitaba y acometía gracias a una acreditación recibida a trasmano. Las multitudes universitarias vociferaban, intimidaban, bla

Patricia Corral, comica de la legua

Patricia Corral, comica de la legua
  No recuerdo cuándo pude haberla visto por primera vez, y ya llevaba diez años con los Cómicos de la Legua, pero desde que la vi como la mamá del homosexual sidoso en Sero positivo quedé convencido que Patricia Corral Campuzano deja marcados los personajes que le encomienda

Todo público, o sea, el infantil

Todo público, o sea, el infantil
La remembranza ferrocarrilera permanece secular y revolucionaria con “Mi abuelo el maquinista”, mientras en Querétaro la leyenda del Tren Bala corre con renovados discursos que he escuchado por lo menos desde finales de la década de los años 70. El Constitucionalista vivió tan poca

Soliviantamiento

Soliviantamiento
¿Es posible que la actuación supere lo actuado y resulte plausible tal desbalance en el desempeño escénico? Es decir, que el cómo supere al qué y no me estorbe pasar inopinadamente por alto al segundo, ni reclamarlo por su manida reiteración, o porque precisamente la inutilidad de

Viejerio

 Viejerio
Más que la cercanía física que pueda darse por la proximidad con el escenario, la vida que sucede en él sugeriría que las actrices no están actuando, sino que estamos viendo a través de una ventana lo que dejamos atrás, del otro lado de la puerta, al entrar bien al Teatrito La Carc

MAS QUE VER

Bien cruzado y tocado

¿Quién define una caricia, quien la da o quien la recibe, quien la pide? ¿Influye el lu

Leer más
Descubren una Liluput en Iran

Un grupo de arqueólogos descubrieron en la provincia iraní de Jorasán del Sur, los rest

Leer más
Fumar en el embarazo: consecuencias mas alla de 2 generaciones

Ver a una mujer fumar durante el embarazo o hasta beber alcohol, era completamente normal

14-03-2016
Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?