Error
  • unable to open image `/home/razacom/public_html/cache/preview/dbd79471eb320dc993e800c2f43672ad.jpg': Disk quota exceeded @ error/blob.c/OpenBlob/2882

¿Para que sirven los ricos?

Miércoles, 07 de Mayo de 2014 18:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF
unable to open image `/home/razacom/public_html/cache/preview/dbd79471eb320dc993e800c2f43672ad.jpg': Disk quota exceeded @ error/blob.c/OpenBlob/2882

¿Para qué sirven los ricos?

Sin estudiar ciencias sociales y anexas, resulta muy fácil y simple afirmar que los ricos sirven para pedirles dinero, o intentar obtenerlo de ellos con alguna engañifa, y como pocas veces se tiene éxito en tal propósito, entonces para desahogar envidia y resentimiento por medio de la burla. ¿Para qué sirven los ricos?

Hacíamos fila para acceder al servicio del comedor, --Préstame un peso--. –No--. –Tú tienes mucho dinero--. –Lo tengo porque no lo presto--. Ciertamente el compañero pedigüeño nos resultaba antipático a la generalidad por pendenciero y encajoso. Un magnífico predecesor del bullying. El no desprendido vacacionaba en Estados Unidos, tenía maestro particular de guitarra –y la ejecutaba muy bien, casi a nivel de concierto--, jugaba muy bien basquetbol --tenía un salto y una velocidad superlativos--, hablaba muy bien inglés, llevaba un promedio superior a 9.5, tenía una linda y graciosa hermana que nunca prestó para ninguna coronación, y además ¡mucho dinero! Todo un arsenal para envidiarlo o cultivarlo, porque, salvo alguna insensibilidad incivilizada, era muy llevadero, de sangre ligera antes de cruzar las ocasiones de dispendio, donde no preguntaba por el precio de cualquier plato y bebida que satisficiera su apetito –y tragaba tanto como se lo demandaba su 1.70 en crecimiento--, a diferencia de quienes mucho nos deteníamos pensando en el pasaje de regreso a casa, trayecto suficientemente largo para alimentar, engordar, rumiar resentimiento. ¿Para qué sirven los ricos?

En la posibilidad de este tipo de resentimiento, desahogado mediante la ridiculización, es en el que me hace pensar la adaptación puesta en el foro del Museo de la Ciudad de Querétaro por parte del grupo Micha Teatro a La importancia de llamarse Ernesto, dícese de Oscar Wilde. Lo apunto así porque no es la traducción literal que corresponde a The importance of being earnest, título original de la obra del dramaturgo, poeta y ensayista escocés, traducible como “La importancia de ser sincero”, ¿pero a quién le importa ser sincero? “Las consecuencias de la sinceridad” también sería un título de cierto misterio, y apegado a la trama. ¿Para qué sirven los ricos?

La realidad contante es que el texto inglés ha pasado al castellano como lo conocemos, por la vía de castellanizar el nombre del probable personaje protagónico tan solo con una vocal: Ernest. ¿Cuánto protagonismo tiene Algernon, pero qué traducción le corresponde! En la traducción del título se pasa de un concepto a un sujeto, y ahí empieza a perder, en castellano, la intencionalidad crítica y reflexiva sobre el entorno social y costumbrista el vituperado autor. A O. Wilde más le importan las acciones de los personajes, qué nos dejan entender con ellas, cuáles son las cualidades o características de sus personalidades, y no quiénes son los personajes, menos a quién específicamente pudieran retratar. Que para esto puede servir el teatro, bien claro lo vemos, por ejemplo con Hamlet. Pero en el drama shakespeariano se persigue una consecuencia: el desenmascaramiento de un culpable. En el montaje de Miguel Dávalos más se advierte el escarnecimiento escénico como meollo de la diversión, y ésta como posible desahogo del sobajamiento social. El desquite del jodido: me la metió pero se la cagué. ¿Para qué sirven los ricos?

En la medida que la adaptación de Salvador Bustamante se apega al texto original evita incurrir en el maniqueísmo del reality show. Se advierte un esfuerzo de caracterización queretana que intenta alejarse de la caricaturización televisiva. ¿Pero no existe una intención de lo contrario para alcanzar una caricaturización televisiva queretana? Es decir: la importancia de parecerse a la tele buscando la aceptación de ese público amaestrado para aplaudir cualquier oferta televisiva. Me parece que el texto de The importance of being earnest es lo suficientemente punzante para instalarlo en el suceder queretano sin necesidad de apuntar con nombre y apellido a ninguna personalidad para acusar con hondura sus vicios sectarios y remilgosos. El texto desenmascara por sí mismo sin que venga al caso aparecer consumido en el ardor de la marginación social. “Never speak disrespectfully of Society,… Only people who can`t get into it do that.” (1)

¿Para qué sirven los ricos? Resulta una concesión al tendido y al graderío de sol el raspón al clericado implicando al cura en la trama de una paternidad finalmente confesada, totalmente original del adaptador, lo mismo que el origen verdulero de Ernesto, que divertidamente se presta al rechazo burlón de sus pretensiones matrimoniales por parte de su posible suegra.

El ritmo interpretativo, la claridad de la secuencia --algo enturbiada cuando paradójicamente se empiezan a esclarecer los orígenes de los protagonistas--, y de los caracteres permiten preguntar por la traslación del texto de Wilde tal cual, con las debidas adecuaciones de tiempo y espacio, y dejar la denuncia a la inteligencia del espectador, que lleve la incisión tan larga y profunda como lo lleve la actuación, y valore el parlamento final de Jack: “I’ve now realised for the first time in my life the vital Importance of Being Earnest.”

Ojalá y Micha vaya más allá del viernes 9 de mayo con su ágil propuesta de La importancia de llamarse Ernesto (Ni modo ésta es la traducción acreditada)

(1) Parte de un parlamento de Lady Bracknell (Lady Ruiz de Urquiza en la adaptación de Salvador Bustamante) en el tercer acto de The importance of being earnest.

{gallery}galerias/espectador080514{/gallery}

 

 

 

 

 

 

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

La culpa de la primera impresion

La culpa de la primera impresion
Cierres y despedidas de las temporadas programadas por Arteatral, Compañía Universitaria de Teatro en el segundo semestre de 2014 predominan en el Teatro de Cámara del campus del Cerro de las Campanas y en el Esperanza Cabrera del Centro Histórico de Querétaro. No están ausentes los

Un crecimiento para el Cuerpo Creador

Un crecimiento para el Cuerpo Creador
Al cuadrilátero erigido en el Centro Cultural La vía desde su debut le he visto inspiración y vocación en las artes marciales más que en las escénicas, y el sábado 27 de octubre el programa “Cuerpo Creador” me reafirmó en esta apreciación y convicción. Consecuentemente quien

La legua danzando

La legua danzando
Se han parado en el tapanco y al borde del precipicio. Los colores de los atardeceres han escenografiado sus representaciones realzándolas con fenómenos meteorológicos. Han sido recompensados entusiastamente con guisos de carne de coyote. De estas y otras andanzas y peripecias me enter

Sublimacion popular tragica

Sublimacion popular tragica
Tristeza, rabia, impotencia por el abuso mediante la fuerza, es la sensación que se va desarrollando a lo largo de la breve representación de Los perros, de Elena Garro (1916-98), en el Teatro de Cámara del FBA, y con ella se queda uno largo, largo rato. La letra de la autora poblana p

Remolineamiento de larva a mujer

Remolineamiento de larva a mujer
Sensacional y asombrante fue la Temporada de Graduación del Colegio Nacional de Danza Contemporánea los días 9, 10 y 11 de julio de 2004, en el Teatro del Seguro Social. Después del intermedio la primera coreografía firmada por Bárbara Alvarado Marín nos dejó gratamente impresionad

Escénico Femenino. Tregua cancelada

Escénico Femenino. Tregua cancelada
En nuestra cotidianidad se repite una y otra vez como un límite omnímodo y perenne la pregunta ¿quién entiende a las mujeres? Mientras reflexionaba sobre el abordaje del tema, crucé por la conversación de una bailarina y un escenógrafo. Con la distancia de sus manos para las dimensi

MAS QUE VER

La “Espada Germana”: el ejercito clandestino de Hitler

Durante años, en Alemania Occidental, existió un ejército clandestino liderado por ex o

Leer más
La primera impresión de Leonardo Cabrera

La buena impresión de la primera vez es capital, por esta razón, desde que vi a Leonardo

Leer más
Lenovo, Huawei y Xiaomi: teléfonos con “softwares espías preinstalados”

  Se ha descubierto que un malware que puede escuchar las llamadas, seguir a los usuar

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?