Amparo escénico

Miércoles, 12 de Junio de 2019 18:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF

Amparo escenico

Dudo que “La ley / Amparo” habría existido si antes no lo hubiera hecho “Necrópolis Cabaret”. Ambos trabajos comparten una característica muy definitoria: la acidez humorística para señalar nuestras lacras, perversiones, y simulaciones sociales siempre burlando y llevándole un paso adelante a cualquier regulación y represión. Antes al contrario éstas operan en contra de las víctimas, favoreciendo y alentando a los victimarios: pedantes, pusilánimes, ventajosos, desvergonzados, chaqueteros. También es presentada una serie casos o eventos en torno a un tema, en este caso la impartición de injusticia y el cobijo de la misma en la legalidad y los ‘usos y costumbres’ del abuso y la parcialidad convenenciera. Igualmente presentan el sarcasmo adocenado musicalmente, aunque en este caso más profuso y variado temáticamente y con un marcado acento en el desenfreno. En el meollo de esta identificación está la actriz y maestra Abigail Contreras Favila; Sor Iana en “Necrópolis Cabaret” y directora escénica de la dramaturgia colectiva de los estudiantes del sexto semestre de la licenciatura en Artes Escénicas de la FBA-UAQ. ley1

Quizá haya una ligera diferenciación entre el primer trabajo y el más reciente, concluida su temporada de examinación el sábado 8 de junio. En “Necrópolis Cabaret” se transmite y queda una sensación de ‘las cosas así son y ahí están” pero a manera de cuestionar la conformidad, la inacción, la dejadez colectiva, por ejemplo de los particulares para sacudir a las autoridades, que si no responden quitarlas, o más aún suplantarlas como una forma de ejemplarizar y aguijonearlas; o dirigir el cuestionamiento hacia las autoridades y ‘fuerzas del orden’ para que asuman el papel que les corresponde en la supresión y corrección de acciones que socavan la convivencia y destruyen el ‘el-tejido-social’ (gulp: que pinche lugar común). En “La ley / Amparo” queda el sabor de ‘aprovecha hoy lo que puedas porque todo va a peor; esto nadie lo para; saca la ventaja que puedas mientras puedas’.

Los aciertos escénicos abundan desde algo tan imperceptible como pudiera ser el aprovechamiento del espacio desde las butacas como tableros de notificaciones de la numeralia criminal en contra de las mujeres, el encadenamiento del área para los juicios orales dando así una temporalidad, las telas de techo a piso con los tres colores nacionales para establecer la localización, el suelo pintado con color rojo, culminando con el humo y la iluminación a ras del piso que siluetea un inframundo báquico y fantástico. Los maquillajes que transitan entre lo grotesco y lo fantasioso, sin faltar en el vestuario y los accesorios las medias negras caladas, la plumería, los corsés negros de ‘piel’, las cadenas caninas, y los antifaces. Algunas caracterizaciones son tan marcadas y atinadas que no permiten identificar generalmente a la actriz primero como acusada y después defensora, como víctima y fiscal. Hay por lo menos un fingimiento para la consecución de la conmiseración inmerecida que se antoja vomitivo. ley2

Es probablemente en la agresividad del tono donde “La ley / Amparo” se separa de “Necrópolis Cabaret”, con una infamia más acendrada, una disposición descarnada más punzante y sublevada. La farsa paródica alcanza niveles de glorificación del escarnio siquiera para que la realidad no supere la ficción antes de que termine la función. A esta mordacidad no escapa el dogmatismo sectario sustentado en creencias y credos. La contención fársica del realismo de los personajes impide la posible apreciación del desahogo catártico de los intérpretes. La interpretación —Lorena Ovalle— de una demandante indígena monolingüe, despojada de habitación, tierra y sustento mediando su analfabetismo y el contubernio de juez y representante defensora, a la de una víctima de captura policial, maltrato físico, violación y final asesinato es de una calidad superlativa. No se queda atrás el intérprete —Noel Pacheco— de un extorsionador mediante la simulación de un secuestro. En general hay una energía en punto de reventazón, fresca, vigorosa y arrolladora en un ritmo de continuidad vertiginosa, muy poco estorbada por los cambios de muebles a media luz, que refuerza la incomodidad temática y su repulsa. No obstante romper la cuarta pared el público es poco interpelado sin librarse de una proyección hostigante.

En el foro de El Jacalón, como en nuestro cotidiano entorno, la mayor perdedora es la ley que no ampara ninguna justicia, y según la trama presenciada tampoco ninguna legalidad. Esta contradicción explicará seguramente la separación, mediante una notoria pleca, de los dos sustantivos en el título, sin ninguna preposición. Y en esta oralidad triunfa el/la hablador/a y el/la hablantín/a, por lo pronto. (Ojalá este final sea promisorio.) Otro triunfo ya es la invitación al II Festival Latinoamericano de Teatro Universitario. Ojalá y logren asistir

 

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Monotematización decembrina

Monotematización decembrina
La Navidad monotematiza el escenario teatral, o los teatreros se dejan monotematizar. El caso es que el escenario queretano, durante diciembre, queda pasterolizado. Parecen decirse: Le entras a las pastorelas o estás fuera. Por años los Cómicos de la Legua hacían su cochinito para las

La dramaturgia privada

La dramaturgia privada
Sin empeño exhaustivo vienen fácilmente a mi memoria los nombres de Jéssica Zermeño, Franco Vega, los grupos Barón Negro, Integrartes, y Teatro Gesto, sin desechar la pertinencia de apuntar autores que han carecido de continuidad o quizá ya no reincidan. Asemejados todos por estar en

Reencuentro pendiente

Reencuentro pendiente
Aferrado y atenido a que una dramaturgia es un texto para la acción, por más que me la anuncien y prometan dramatizada, su lectura poco o nada me seduce. De aquí la principal razón para no haber asistido por primera vez al Festival de la Joven Dramaturgia en 2018, que en 2003 nació co

Sentir o no sentir

Sentir o no sentir
Poliédrico puede apreciarse el montaje de cualquier obra shakespearina. Especial es el caso de “Hamlet” con el discurso del Príncipe de Dinamarca cuando recibe en el palacio de Elsingor a los artistas trashumantes, que bien vendría como credo de cualquier actor: “Declamarás con s

Desempatados

Desempatados
¿Cuánta experiencia de vida es necesaria y suficiente para darle hondura a un personaje que permanece proyectado más allá del pináculo de su genialidad imperecedera, flotando en la mitología que propició, alentó y continúa en constante enriquecimiento? ¿Cuánto estudio y análisi

El trazo del principio

El trazo del principio
¿Se suicidó?, ¿apuntó mal? Ahí, Marce, ahí córtala. No metió ahí el final. La tuvo y la dejó pasar: la vuelta de tuerca que hubiera amarrado tan bien con el inicio, y relegado a la irrelevancia tanto lugar común de “Eternamente”, en el ‘Esperanza Cabrera’, el viernes 11

MAS QUE VER

10 curiosos intentos fallidos de asesinar a Fidel Castro

En febrero de 1959, triunfa la Revolución Cubana y Fidel Castro se convierte en el jefe d

02-02-2014
Leer más
¿Quieres adelgazar? El excremento de otra persona puede ser la solución…

La Dra. Emily Grossman, ha expuesto las últimas técnicas de adelgazamiento estudiadas po

Leer más
Hugh Jackman y Levi Miller en “PAN”

Entertainment Weekly ha revelado un primer vistazo de Hugh Jackman como el pirata Barbaneg

27-11-2014
Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?