Error
  • insufficient image data in file `/home/razacom/public_html/cache/preview/a98e8ee4e6165724a33a6bd17bc3ee14.jpg' @ error/jpeg.c/ReadJPEGImage/1156

Amparo escénico

Miércoles, 12 de Junio de 2019 18:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF
insufficient image data in file `/home/razacom/public_html/cache/preview/a98e8ee4e6165724a33a6bd17bc3ee14.jpg' @ error/jpeg.c/ReadJPEGImage/1156

Amparo escenico

Dudo que “La ley / Amparo” habría existido si antes no lo hubiera hecho “Necrópolis Cabaret”. Ambos trabajos comparten una característica muy definitoria: la acidez humorística para señalar nuestras lacras, perversiones, y simulaciones sociales siempre burlando y llevándole un paso adelante a cualquier regulación y represión. Antes al contrario éstas operan en contra de las víctimas, favoreciendo y alentando a los victimarios: pedantes, pusilánimes, ventajosos, desvergonzados, chaqueteros. También es presentada una serie casos o eventos en torno a un tema, en este caso la impartición de injusticia y el cobijo de la misma en la legalidad y los ‘usos y costumbres’ del abuso y la parcialidad convenenciera. Igualmente presentan el sarcasmo adocenado musicalmente, aunque en este caso más profuso y variado temáticamente y con un marcado acento en el desenfreno. En el meollo de esta identificación está la actriz y maestra Abigail Contreras Favila; Sor Iana en “Necrópolis Cabaret” y directora escénica de la dramaturgia colectiva de los estudiantes del sexto semestre de la licenciatura en Artes Escénicas de la FBA-UAQ. ley1

Quizá haya una ligera diferenciación entre el primer trabajo y el más reciente, concluida su temporada de examinación el sábado 8 de junio. En “Necrópolis Cabaret” se transmite y queda una sensación de ‘las cosas así son y ahí están” pero a manera de cuestionar la conformidad, la inacción, la dejadez colectiva, por ejemplo de los particulares para sacudir a las autoridades, que si no responden quitarlas, o más aún suplantarlas como una forma de ejemplarizar y aguijonearlas; o dirigir el cuestionamiento hacia las autoridades y ‘fuerzas del orden’ para que asuman el papel que les corresponde en la supresión y corrección de acciones que socavan la convivencia y destruyen el ‘el-tejido-social’ (gulp: que pinche lugar común). En “La ley / Amparo” queda el sabor de ‘aprovecha hoy lo que puedas porque todo va a peor; esto nadie lo para; saca la ventaja que puedas mientras puedas’.

Los aciertos escénicos abundan desde algo tan imperceptible como pudiera ser el aprovechamiento del espacio desde las butacas como tableros de notificaciones de la numeralia criminal en contra de las mujeres, el encadenamiento del área para los juicios orales dando así una temporalidad, las telas de techo a piso con los tres colores nacionales para establecer la localización, el suelo pintado con color rojo, culminando con el humo y la iluminación a ras del piso que siluetea un inframundo báquico y fantástico. Los maquillajes que transitan entre lo grotesco y lo fantasioso, sin faltar en el vestuario y los accesorios las medias negras caladas, la plumería, los corsés negros de ‘piel’, las cadenas caninas, y los antifaces. Algunas caracterizaciones son tan marcadas y atinadas que no permiten identificar generalmente a la actriz primero como acusada y después defensora, como víctima y fiscal. Hay por lo menos un fingimiento para la consecución de la conmiseración inmerecida que se antoja vomitivo. ley2

Es probablemente en la agresividad del tono donde “La ley / Amparo” se separa de “Necrópolis Cabaret”, con una infamia más acendrada, una disposición descarnada más punzante y sublevada. La farsa paródica alcanza niveles de glorificación del escarnio siquiera para que la realidad no supere la ficción antes de que termine la función. A esta mordacidad no escapa el dogmatismo sectario sustentado en creencias y credos. La contención fársica del realismo de los personajes impide la posible apreciación del desahogo catártico de los intérpretes. La interpretación —Lorena Ovalle— de una demandante indígena monolingüe, despojada de habitación, tierra y sustento mediando su analfabetismo y el contubernio de juez y representante defensora, a la de una víctima de captura policial, maltrato físico, violación y final asesinato es de una calidad superlativa. No se queda atrás el intérprete —Noel Pacheco— de un extorsionador mediante la simulación de un secuestro. En general hay una energía en punto de reventazón, fresca, vigorosa y arrolladora en un ritmo de continuidad vertiginosa, muy poco estorbada por los cambios de muebles a media luz, que refuerza la incomodidad temática y su repulsa. No obstante romper la cuarta pared el público es poco interpelado sin librarse de una proyección hostigante.

En el foro de El Jacalón, como en nuestro cotidiano entorno, la mayor perdedora es la ley que no ampara ninguna justicia, y según la trama presenciada tampoco ninguna legalidad. Esta contradicción explicará seguramente la separación, mediante una notoria pleca, de los dos sustantivos en el título, sin ninguna preposición. Y en esta oralidad triunfa el/la hablador/a y el/la hablantín/a, por lo pronto. (Ojalá este final sea promisorio.) Otro triunfo ya es la invitación al II Festival Latinoamericano de Teatro Universitario. Ojalá y logren asistir

 

{gallery}galerias/espectador130619{/gallery}

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Insepultos demandantes

Insepultos demandantes
Nuevamente, en mi caso, el peso de la primera buena impresión priva al conocer el estreno de la reposición de “Cabaret Necrópolis”, el domingo 6 de mayo en el foro del Museo de la Ciudad de Querétaro. No cabe pasar por alto el día y la hora para regresar a este escenario, que bien

Tráemelas a mí… como tu abuela

Tráemelas a mí… como tu abuela
Llega un momento en que parece solo resta una cosa por hacer: morir. No obstante su nada inesperado acaecimiento la sensación de vacío, de pérdida, de irreparabilidad, de inermidad ante el inefable paso del tiempo son sensaciones que nos abrazan, extrayéndonos la nostalgia como consuel

La implacable intensidad emocional

La implacable intensidad emocional
Con la exigua, pero límpida, presencia de la palabra, la comunicación de los estudiantes del Colegio Nacional de Danza Contemporánea, a través del programa Diálogo entre Jóvenes 2018 resultó muy intensa los días 31 de mayo y viernes y sábado 1 y 2 de junio, aunque éste un tanto r

Misterio y esoterismo

Misterio  y esoterismo
A donde se presente la actriz Rubí Cervantes voy, y después de verla en “666”, seguiré yendo. Aunque el espacio escénico donde se presenta Miqro Teatro, aludido o descrito como ‘diferente’ y ponderado o justificado con la afirmación de que ‘En espacios pequeños… pasan cos

Calidad de repertorio

 Calidad de repertorio
La temporada “Diálogo entre jóvenes” del grupo Epicentro, representativo del Colegio Nacional de Danza Contemporánea mucho alentó mis expectativas acerca de la “Temporada de graduación 2015”. Sin embargo apareció Perogrullo y me desengañó. Ha de entenderse que el representa

Tension sobre ensueño

Tension sobre ensueño
¿De dónde me conocerá esta risueña joven de ojotes casi glaucos? Bueno, en la recepción-taquilla le toca sonreírle publicitariamente a cualquiera. Con seguridad me ha de estar confundiendo… no tendría razón para identificarme con la familiaridad y el reconocimiento que trasluce.

MAS QUE VER

“Encelado”: la luna de Saturno donde puede haber vida

Un nuevo estudio basado en datos obtenidos por la misión Cassini de la NASA afirma que la

Leer más
Toros y embestidas

Escanseaba su copa coñaquera con brandy español, uno cuya botella venía en una redecill

Leer más
Flyboard Air: el deslizador del duende verde hecho realidad

El campeón francés del jet skiFranky Zapata muestra cómo funciona una aerotabla de nuev

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?