Error
  • insufficient image data in file `/home/razacom/public_html/cache/preview/851aa616e0f68013eb74f4169a8593cc.jpg' @ error/jpeg.c/ReadJPEGImage/1156

Cromatizados

Miércoles, 21 de Noviembre de 2018 18:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF
insufficient image data in file `/home/razacom/public_html/cache/preview/851aa616e0f68013eb74f4169a8593cc.jpg' @ error/jpeg.c/ReadJPEGImage/1156

Cromatizados

cromatico1Si bien se trataba, el viernes 16 de noviembre, de una nueva presentación de Ciudad Interior (2006), que en 2018 han escaseado, e incluso anunciando estrenos, mi mayor interés y atención estaban fijados en lo que no era parte del grupo artístico de danza contemporánea fundado y dirigido por el coreógrafo y bailarín Alejandro Chávez Zavala: la presentación de la bailarina y coreógrafa Bárbara E. Alvarado Marín y sobre todo de Efrén C. Gorrostieta Fernández, bailarín graduado en la promoción 2018 del Colegio Nacional de Danza Contemporánea. Este joven artista se presentaba como coreógrafo debutante, aunque “La belleza de morir” ya la había estrenado durante este segundo semestre. La interpretación la ha puesto en dos ejecutantes de probada competencia dancística: Daniela Garza, con quien compartió graduación, y Saúl Redondo. Este alumno de CNDC fue declarado mejor bailarín en el V Concurso de Coreografía convocado por el Centro Nacional de Danza Contemporánea interpretando “Tsu’unu’un esencia etérea”, de Omar Eduardo Baas Pacheco, coreografía con la cual Gorrostieta se graduó el 5 de julio. Este bailarín tiene cualidades muy poco prodigadas en el escenario empezando por la presencia que supera definitivamente con el desempeño, “Papá elefante, mamá elefante”, de Enrique Pérez-Cancio Cantero y la apuntada interpretación de “Tsu’unu’un…”  respaldan irrefutablemente esta apreciación. Estos son los resultados que lo anteceden y entonces el novel coreógrafo la tiene muy cuesta arriba. Primer acierto: no estar adentro del montaje; segundo: la selección del elenco, y aquí empieza la notoriedad de su insipiencia: ¡a semejante plantilla la hace bailar muy poco cuando está muy bien cargada de danza! Es más, la teatralidad brilla esencialmente por básica, por ejemplo con la muerte por propia mano del personaje masculino que se antoja excesivamente gráfica y sobre todo subrayada con igual recurso. 

cromatico2El momento amoroso habría sido el aprovechado para el despliegue dancístico, pero se queda en eso: momento y sin despliegue. Dentro de las funciones del CNDC ha habido presentaciones de intensa y memorable expresividad amorosa, como con “¿Sin aliento?”, de Citlali Barona e interpretada por Laura Gómez y Alexis Méndez. No recuerdo dentro de sus siete años formativos ninguna inquietud coreográfica por parte de Gorrostieta, a diferencia de D. Garza por citar un ejemplo de intereses dobles, por la interpretación y la creación. Si bien la maestra Guillermina Bravo, fundadora del CNDC a principios de los años 90, manifestó su convencimiento de que la coreografía no se enseña pero sí se aprende. Precisamente en “Mamá elefante, …” tiene una muestra de cuánto teatro es posible con abundante e intensa danza. En actuaciones de los bailarines Sergio Pérez Morales, Desiderio Sánchez y Orlando Scheker  ─como el soldado que inicia la “Viacrucis”; el unipersonal “Las cuatro palabras”; y el lejano “Entreyo”─   he advertido notable intensidad teatral sin demérito de la dancística, pero en estos ejemplos pesa la densidad de la trayectoria: no es vano el paso de décadas en el escenario. Pedir contención a quienes están sobrados de fogosidad y vitalidad, de energía para la proeza y el lucimiento técnico por quien se encuentra en igual situación es una muy acertada mezcla para complejizar un propósito creativo. 

A no dudar la valentía de Gorrostieta al presentarse en la papeleta donde aparecen dos artistas meritoriamente blasonados y reconocidos; siendo tan pocas las oportunidades para estar en el escenario no hay espacio para estarlas escogiendo. Quizá programado como número inicial la situación e inclusión de “La belleza de morir” habría sido más comprensible, sin una comparación tan desventajosa. El programa Cromática habría avanzado normalmente de menos a más sin ningún innecesario valle.

cromatico3Dada la no lejana presentación de Bárbara Alvarado en el mismo foro del Museo de la Ciudad de Querétaro en la segunda edición de “Zona D” dentro del “13 ETAI” (http://www.raza.com.mx/eclectica/el-espectador/4755-una-zona-de-danza), con la misma danza de Ricardo Flores, lo más encomiable y plausible de esta ocasión sería el encuentro de la finalista en el Premio para Bailarines con trayectoria en el Festival Internacional de Danza de la Ciudad de México 2018, con la compañía que firma el programa “Cromática”, porque cuando Aletheia, Cuerpo Escénico de México ofrecía en Querétaro por lo menos una temporada anual con crecientes producciones, incluso con incursiones trasatlánticas y en el cono sur, Alvarado y Chávez parecían dos perfectos salinistas: ni se veían ni se oían. Comparando actuaciones me quedo con la primera pues su dramatismo resultó favorecido o apoyado por el piso negro. El piso blanco previene o evita la concentración visual en la ejecutante. Esta presentación sirvió para enterarme que la danza no empieza con la colocación del abrigo en el proscenio, sino con éste ya colocado y el personaje ya puesto en su viaje  ─faena─  evocativo o nostálgico. Otro caso de ‘la primera impresión’, imbatible y más vale que sea buena. 

cromatico4Cuando Ciudad Interior anuncia estrenos me resulta imposible no recordar, por ejemplo “Codex” y “Kinética”, donde la escenografía fue otra protagonista, o más remotamente cuando conjuntaba en su elenco a Geovani Pérez y Carlos Campillo, y a continuación a Isabel Carapia, aunando a la privilegiada capacidad técnica e interpretativa de estos bailarines el diseño de vestuario y las caracterizaciones, sin prescindir de la mencionada escenografía. Ante semejante antecedente tan maravillante la expectación se acostumbra a conducirse con exigencia y disposición para el asombro. En el programa titulado Cromática echo de menos las ausencias de Mariano Avilés y Alejandra Barboza, sin embargo no paso por alto la fortaleza de Zaida María Salinas, su intensidad proyectiva; Omar Baas continúa siendo un dechado de solvencia técnica e interpretativa. Sin embargo en algunos momentos de dueto advertí titubeos que seguramente a fuerza de repetición e identificación superarán e indudablemente irán a más. Quizá resulte un reto creativo para A. Chávez cómo a través de la contrastación de sensibilidades y capacidades interpretativas Salinas y Baas brinden actuaciones conjuntas, incluso de pareja. Este desempeño, además de sus actuaciones solistas con música de Franz Schubert  y Eric Satie respectivamente  ─”Ave María” y “Gnossiennes”─  se antoja como los momentos a retener en el recuerdo en cuanto a “Cromática”. 

cromatico5“166” con el muy explicativo epígrafe “sobre (¿acerca de?) nuestros cuerpos desmembrados”, es decir, en esta coreografía A. Chávez aborda una faceta de una parte de nuestra cotidianeidad bárbara y criminal: los secuestrados hechos picadillo. No es la primera vez que el coreógrafo guanajuatense pone su dedo en la llaga del salvajismo transgresor de nuestra convivencia (sic). La sutil fuerza y la originalidad del grafismo con que señala el desmembramiento resulta muy convincente e impactante. Sencillamente en la orilla superior del tablado que instaló en el foro del Museo de la Ciudad los cuatro bailarines: el mismo, Z. M. Salinas, O. Baas y Regina Perea Kuri colocan nada más sus cabezas, dejando fuera del tablado, hacia el fondo, sus cuerpos. La escena, el momento, resulta de una enorme contundencia brutal. Máxime siendo negro el telón de fondo y ellos llevando pantalones y calcetines de igual color. La disfuncionalidad mental, la irracionalidad de los protagonistas de la descomposición social está transmitida atinadamente, pero cuando llega el desvarío de la carcajada colectiva, se advierte más el esfuerzo y el empeño que el logro. El apoyo de un entrenamiento actoral resultaría beneficioso. 

 

{gallery}galerias/espectador221118{/gallery}

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Sobre olas y papirolas

Sobre olas y papirolas
Con “Entre vértices ar(t)istas”, “El conjuro” y “El tesoro escondido” Arteatral, Compañía Universitaria de Teatro ha continuado, cual segunda parte, con su primera temporada 2017 de presentación de producciones escénicas. “Entre vértices ar(t)istas” es una creación

Dolores y dolencias

Dolores y dolencias
Un sillazo en el piso, un ronco quejido, luces generales en el foro del Museo de la Ciudad de Querétaro. Juan Olvera Cordero, coreógrafo y bailarín, está sobre su costado izquierdo sin poder moverse. Una bailarina solicita el llamado de auxilio médico. La bailarina Daniela Camacho Tre

Disparidades

Disparidades
Quizá con un razonamiento o entendimiento más o menos cuadrado o acartonado espero entre los títulos de las obras de teatro y su desplegamiento escénico una coincidencia, congruencia o consecuencia, y esto no lo he encontrado ni advertido medianamente en la renovación de la cartelera

Surrealismo remontado

Surrealismo remontado
Demasiada hondura psicosocial para quedar representada con la actuación de los personajes que vemos congregados en el auditorio Esperanza Cabrera mediante la trama de “Zucco”, del dramaturgo francés Bernard-Marie Koltès (1948-89), con la dirección y adaptación del maestro Ricardo

Temporada en marcha

Temporada en marcha
Desde finales de julio empezó la segunda temporada 2015 de Arteatral, Compañía Universitaria de Teatro, que alcanzará a enero de 2016, en el Teatro de Cámara y en el auditorio ‘Esperanza Cabrera’. Cada escenario con dos montajes semanales. De estas cuatro puestas en escena he pres

Amor, clasicismo y fuerza

Amor, clasicismo y fuerza
La parodia, salvo excepciones excepcionales, es garantía para la risa y el divertimento porque mucho está basada en la burla y la ridiculización, lo cual no deja de ser lamentable, porque no deja de ser una agresión contenida, que con nuestros recursos no podemos llevar a cabo, o estam

MAS QUE VER

La “Espada Germana”: el ejercito clandestino de Hitler

Durante años, en Alemania Occidental, existió un ejército clandestino liderado por ex o

Leer más
Ben Mendelsohn podría interpretar al Sheriff de Nottingham en “Robin Hood: Origins”

Robin Hood: Origins, la nueva versión cinematográfica del icónico personaje que protago

13-12-2016
Leer más
The Bunyadi: un restaurante al “desnudo”

Desde el próximo 10 de Junio y hasta el mes de agosto, en Londres abre sus puerta el “T

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?