Error
  • insufficient image data in file `/home/razacom/public_html/cache/preview/148bee31f879c28f9883006b6b03fe5a.jpg' @ error/jpeg.c/ReadJPEGImage/1156

De experimentos y experimentados

Miércoles, 27 de Julio de 2016 18:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF
insufficient image data in file `/home/razacom/public_html/cache/preview/148bee31f879c28f9883006b6b03fe5a.jpg' @ error/jpeg.c/ReadJPEGImage/1156

De experimentos y experimentados

 

experimentos1Cuando una obra teatral lleva el aviso de ‘laboratorio escénico’, o cualquiera similar que denuncie experimentación, no es desacertado traducirlo como intencionado desinterés o desdén por la desagradabilidad infligida al espectador: Si no te gusta es tu problema porque mi obra es así y mi trabajo no es curarte la tristeza o el malhumor. Sin embargo hay asegunes, por ejemplo Romina Barbeitia y Julio Morales integrando el elenco de “Ritorna”, segunda producción de la compañía Los habitantes. Además le han encargado la dirección a Rodrigo Canchola. La decepción no es una buena apuesta. Aunque el público algo ha intuido, en la primera función del sábado 16 de julio fuimos cuatro espectadores. No sé si dieron la segunda. Pude ver el texto “Marines” de la española Carmen Pombero hecho teatro al tercer intento, pues en las dos ocasiones previas suspendieron por inasistencia al espacio alternativo bautizado como El mundo hobbit, en un entrepiso de la Casa de la Cultura ‘Dr. Ignacio Mena Rosales’: Romina podría desempolvar las vigas sin pararse en puntas. 

Hay cualidades escénicas que son más para la admiración que para la diversión, tal es el caso de esta puesta en escena. Una presencia estatuaria suscita suspenso, impone la reserva entre los escasísimos espectadores. Un personaje sentado en una sencilla silla de madera permanece inmutable ante nuestra entrada y presencia. Viste un uniforme negro con galones en una manga, es un marino. Está descalzó con las uñas pintadas del mismo color. Empuña una guitarra acústica. Luce grandes ojeras, muy abrazado por la tristeza. Tras la tercera llamada entra una fortísima luz paralela al piso por la puerta en el extremo opuesto, también muy lentamente una joven mujer ataviada con un vestido blanco propio para una ocasión más o menos especial, quizá una celebración, sostenido de sus hombros con delgadísimos lazos alcanza las rodillas sin entallarla. Su larga y ondulada cabellera es negrísima. Lleva los ojos cubiertos con una tela amarrada a la cabeza que podría ser accesorio o complemento del vestido. Camina descalza, con las piernas semiflexionadas, hacia el marino que ha rasgado con claridad las cuerdas; una lágrima alcanza la comisura de su boca. Sugiriendo identificación e intimidad, él cruza sus piernas sobre la espalda de ella, acomodad al pie de la silla. Las sombras han sugerido quietud, creado una situación de remanso. La interrelación verbal ha sido nula o escasísima.

experimentos2Nos enteramos que el marino es llamado a la acción bélica con la oratoria que reclama el sacrificio personal y encumbra el amor patrio, así como la defensa de principios rectores de la convivencia que llevan a la prosperidad y felicidad libres de remordimientos, arrepentimientos y cargos de conciencia, etc., etc. A voz en cuello, desgarrada, ella lamenta la ruptura de su hogar, clama por la preservación de quien es causa y destino de su energía y motivación amorosa. Aquí aparece el nombre de la obra, que desde su garganta, desde su intimidad emocional y sentimental lleva un tono vocativo: ¡retorna! (El título y el discurso en italiano obedece a requerimientos y compromisos académicos de los intérpretes.) No cabe duda el cambio de vocal dota a la exclamación de un valor dramático diferente: ritorna¡, quizá porque permite una mayor sonoridad de las erres. 

Él regresa sin mutilaciones, pero no entero, ¿no íntegro? Algo ha sucedido en su mente, o en su psique. ¿Qué le han hecho a su esposo, qué le dieron? Hospitalizado, finalmente el marino muere dolorosamente. ¿Ha fracasado un experimento científico? ¿Las propias fuerzas armadas lo han tomado como conejillo de indias?: ¡cómo animal de laboratorio! ¡¿Qué será de su gestación?! Pare con extrema y prolongada dificultad, la exigencia física es devastadora. ¿Qué ha parido, por qué no le permiten su vista, por qué no la enteran de nada? Vemos un propósito de maternidad frustrado, truncado; ¡ni eso le quedará de él! No sabe, no sabemos si ha quedado impedida para la maternidad, horrorizada del amor.

Los resultados del laboratorio: ¡Cuánta destrucción deja la guerra! La intensidad escénica de minutos parece de días… de años, los de mayor floración.

{gallery}galerias/espectador280716{/gallery}

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

La fatal saga Bolena

La fatal saga Bolena
El intríngulis cortesano mantendrá por siempre supremacía sobre cualquier ficción, pero no dejará igualmente de alimentarla. Entre los periodos reales que han gozado de la predilección de los autores, sin duda el signado por Enrique VIII de Inglaterra lleva mano. En él se ha sumergi

Don Juan sotanero

Don Juan sotanero
De la época próxima a “La telecomedia de Manolo Fábregas” me prendió “Don Juan Tenorio” con «¡Cuán gritan esos malditos! / Pero, ¡mal rayo me parta si en concluyendo esta carta no pagan caros sus gritos!» (Apunto el parlamento en verso como lo escucho, no necesariamente co

Reencuentros

Reencuentros
¿Desiderio Sánchez haciendo coreografía con La consagración de la primavera? ¿Pero con qué trayectoria por parte del antiguo bailarín de Ballet Nacional de México? ¿Epicentro, el grupo representativo del Colegio Nacional de Danza Contemporánea, actuando con la Filarmónica de Que

Estreno del año 2014

Estreno del año 2014
Por fin ha sido corrido el telón 2014, conjugándose con el jubiloso ánimo de: ¡Año nuevo, vida nueva!  El telón del año que ha empezado, casi lo ha abierto Arteatral CUT, primero en el Teatro de Cámara (El Jacalón, para íntimos y confianzudos) y acto muy seguido en el ‘Esp

Expectacion inconclusa

Expectacion inconclusa
  El proyecto Puentes y desembarcos de Luis Pablo Agustín Lanusa, para el área de Investigación escénica del Instituto Queretano de la Cultura y las Artes, es un proceso actoral sobre los deseos, los inicios y las despedidas de emociones femeninas. El tejido del abordaje presenta

La Gradualidad como Contención Escénica

La Gradualidad como Contención Escénica
Dos amigas o colegas o amigas y colegas cuya amistad quizá sea por compartir la de quien está ausente se empeñan en retraerla. No está excluida de su identificación la ausencia de la intermediación de la ausente. Una la retrae reconstruyéndola desde el recuerdo, la otra desde lo que

MAS QUE VER

Lista de candidatos para a dirigir “Captain Marvel”

Tal y como informa The Hollywood Reporter, Marvel Studios ya tiene definida su lista final

25-08-2016
Leer más
Referentes memorables

  Muy entrañable me resulta “El árbol”, de Elena Garro y esto viene a cuento c

Leer más
Trilogía prescindible

La funcionalidad independiente de las tramas de “Fuimos bárbaros”, “Los paraísos v

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?