Error
  • insufficient image data in file `/home/razacom/public_html/cache/preview/0ff1981c90b71624ee8a89c1302a3d77.jpg' @ error/jpeg.c/ReadJPEGImage/1156

De la 244 a la 4 pasando por la 99

Miércoles, 25 de Febrero de 2015 18:00 Oscar Salas ECLÉCTICA - El Espectador
Imprimir PDF
insufficient image data in file `/home/razacom/public_html/cache/preview/0ff1981c90b71624ee8a89c1302a3d77.jpg' @ error/jpeg.c/ReadJPEGImage/1156

De la 244 a la 4 pasando por la 99

Un recorrido sin rutas pero con funciones iniciado el jueves 19 de febrero a las 20:30 horas en el auditorio del Museo de la Ciudad de Querétaro y concluido el sábado 21 en el Mesón de los Cómicos de la Legua cerca de las 22:30, con estación intermedia en el Cine-teatro ‘Rosalío Solano’ a las 18:00 horas.

2441Según la cuenta del adaptador, realizador, director y actor de El hombre de la rata, esta locura ultramoderna, con textos de Gabriel Zaid, Samuel Beckett y Fernando Pessoa, está viviendo su aniversario XXXII, y desde diciembre de 2004 versionada como Vértigo para hombre y rata con música del compositor e intérprete Ernesto Martínez. He conocido este trabajo unipersonal desde sus presentaciones en el desaparecido teatrino de la exprepa Centro, a finales del siglo pasado, cuando todavía no aparecía en el elenco el creador de Micro-ritmia. En este transcurso destacaría la notable adaptabilidad del montaje de Javier Velázquez a una creciente diversidad de espacios, sobre todo habiéndolo visto salir de aquel huevito universitario. El otro aspecto a destacar es el logro de la atención del espectador, desde aquel niñito en el Patio Barroco que se acercó al maestro universitario y, reclamando su mirada hacia el piso, preguntó: Señor, señor ¿es usted la rata?, hasta los estudiantes de la Prepa Norte encabezados por su maestra que, sorprendida por la duración de la obra, temía por quienes no alcanzaran transportación urbana colectiva. 

La perennidad de un caos enriquecido y revitalizado con el vacío existencial, el desamparo desesperanzado, el trasvase de la locura y la cordura, el poder nunca saciado, la corrupción y el abuso con un cinismo siempre renovado e innovado, en el personaje esquizoide construido y encarnado por Javier Velázquez encuentra un vertedero, o un estímulo polifónico de carcajadas antes del aullido.

2442La locura , pero más bien el desequilibrio emocional como característica de género, permanece en el escenario con La señorita Julia, del dramaturgo sueco Augusto Strindberg, que para sus cien representaciones por parte del grupo Espektros ocupó una de las dos salas municipales que felizmente escapan en Querétaro al concepto de espacio alternativo. Dos elencos ha ocupado Omar Alain Rodrigo para llegar a este número de funciones, ambos igualmente eficaces, sin dejar de distinguir intensidades en los temperamentos. (El primero con Adriana Alcaraz como Julia, y Benjamín Cortés y Diana Argüelles; febrero-abril 2004.) 

2443En ambas ocasiones los intérpretes nos han ofrecido personajes no homogéneos y en una lucha de contrastes, tanto entre sí como hacia su entorno de época, siendo, quizá, estas características el principal atractivo de actuación que explica la numerosa asistencia, sobre todo de público estudiantil, en este caso a la doble función sabatina. Es posible que tanto a espectadores adultos como jóvenes les resulte catártico ver en el escenario el espejo que les repite el inexplicable genérico: ¿quién entiende a las mujeres?, ¿quién entiende a los hombres?, y al saberse no aislados salgan reconfortados. En cuanto al desempeño de la protagonista, con mayor agudeza es posible apreciar y admirar los cambios emocionales y sentimentales constitutivos de su carácter, siempre en la estrechez de un estamento social, o en el intento de entrar y salir de él supuestamente a voluntad. El que Jéssica Elías no naufrague en esa espiral, lo cual nos dejaría con un personaje indefinido, resulta muy grato. Ciertamente fuera de época La señorita Julia resultaría muy lastimera y lamentable, o ¿vivirá alguna señorita Julia en el siglo XXI? 

Otro tema resulta el apego y la fidelidad religiosa como convención social y recurso de identificación comunitaria que nuevamente, fuera de la época recreada por Omar Alain Rodrigo, perdería gran peso para rayar en lo chusco, en la amable condescendencia.

2444Finalmente la demencia cotidiana, la misma que solemos tomar por cordura, pues goza de carta de naturalidad o normalidad la intromisión de la suegra como asesora conyugal con el interés puesto en la propia seguridad económica, tiene paradero en el Mesón de los Cómicos de la Legua. Los atavismos religiosos y la superchería hacen de la concepción un milagro que ha de ser animado con diferentes malabarismos y simulaciones amorosas. Viene muy a la mano para estas lides don Nabor con su vademécum de remedios domésticos, sin volverle la espalda a la intervención personal para el alivio de los quereres insatisfechos. Los milagritos son de Nabor y las órdenes de Serafina afanada en encender la pasión de su hija con Don Chano para que fructifique el amor, cuanto antes mejor, y descendencia de su sangre asegure una herencia. La suegra sospecha, o más imagina, competencia por el declinante vigor del más que maduro yerno, de ahí su apremiado empeño. 

Más cercana a las posibilidades y condiciones de Nabor está María con la única compañía de un indeseable espantajo. La corrección y la decencia la reprimen hasta que la amenaza a sus aspiraciones amorosas la llevan al deslenguamiento feroz que por fin arredra al voluminoso y empistolado desafío espectral. Bien cumple Román Iván Gómez como Nabor, el milagrero, y como el narrador de Milagritos a la orden, de Norma Román Silva, que con cuatro funciones el sábado 21 no parece tan cercano el estreno del montaje dirigido por Román García. Por las contrastantes facetas de personalidad de María, llama la atención el desempeño de Diana Lorena Arteaga como la huérfana al garete fuera de la vida conventual, entre el desvarío y el temor, disfrutando una herencia aterrorizante, dispuesta al enamoramiento y a la defensa sin miramientos de sus afectos románticos.

“Milagritos a la orden”. Mesón de los Cómicos de la Legua, Guillermo Prieto 7, Centro Histórico de Querétaro. Tels.: 212 49 11, 212 43 63. Viernes y sábados, 20:30 horas. (Todo público)

{gallery}galerias/espectador260215{/gallery}

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ESPECTADOR"

Bichos en coloquio

Bichos en coloquio
Hubo un Coloquio del Día del Títere al Día del Teatro en el que quedó incluido el Día del Teatro para Niños: más declaraciones y dedicaciones que actuaciones. Este coloquio una palidísima sombra del realizado en 2010 del 19 de marzo al 3 de abril con tres talleres y actuaciones int

Monotematización decembrina

Monotematización decembrina
La Navidad monotematiza el escenario teatral, o los teatreros se dejan monotematizar. El caso es que el escenario queretano, durante diciembre, queda pasterolizado. Parecen decirse: Le entras a las pastorelas o estás fuera. Por años los Cómicos de la Legua hacían su cochinito para las

Bien cruzado y tocado

Bien cruzado y tocado
¿Quién define una caricia, quien la da o quien la recibe, quien la pide? ¿Influye el lugar y el momento en su definición? Cuestionando así recuerdo a un preadolescente, varón entre dos hermanas, arrellanándose en o contra las piernas de su madre sentada en una silla mecedera, intent

Nada mas comicidad

Nada mas comicidad
Con el rostro transformado en máscara y funciones dominicales dobles, el naciente grupo Oseznos presenta Saco roto en la segunda temporada 2014 de Arteatral, Compañía Universitaria de Teatro, en el Esperanza Cabrera. Estos jóvenes artistas son teatreros muy avezados, pues su provenienc

Clotilde en su casa llenó el sótano

Clotilde en su casa llenó el sótano
Un cartel de extraordinarias dimensiones con las piernas cruzadas de una mujer descalza, portando un vestido intensamente rojo, asomando los ojos por encima de la lectura del periódico desplegado a doble página no me remitía a la puesta en escena de “Clotilde en su casa”, de Jorge I

Disparidades

Disparidades
Quizá con un razonamiento o entendimiento más o menos cuadrado o acartonado espero entre los títulos de las obras de teatro y su desplegamiento escénico una coincidencia, congruencia o consecuencia, y esto no lo he encontrado ni advertido medianamente en la renovación de la cartelera

MAS QUE VER

El Ebola: la “Cuarentena” como medida de contencion

Desde hace ya algunas semanas, la población mundial se encuentra ante la expectativa de l

21-08-2014
Leer más
Ariel Vromen dirigirá el reinicio de “Rambo: New Blood”

Según informa Heat Vision en exclusiva Nu Image/Millennium Films está trabajando en el r

31-10-2016
Leer más
Los Cuatro Fantasticos: version LEGO

El reboot de los “Cuatro Fantásticos” se acerca y después de haber visto el tráiler

18-02-2015
Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?