Los Mayas: La Tula de Quetzalcóatl… “La Última Thule” (Capítulo IX)

Miércoles, 21 de Septiembre de 2016 18:00 ECLÉCTICA - Artículo
Imprimir PDF

 Los Mayas: La Tula de Quetzalcóatl… “La Última Thule” (Capítulo IX)

La esfera representaba al Sol entre los mayas, como manifestación de lo Intocable, lo Innombrable, lo Invisible (lo que no puede verse a simple vista, de frente, sin sufrir daño). Lo cual demuestra que los antiguos mayas, antes que el resto del mundo de su época, sabían ya que la Tierra, el Sol y la Luna, y los demás cuerpos celestes eran esféricos por llevar en sí el círculo, el número 10 era hierático entre los antiguos mayas, mágico, que no debía pronunciarse, porque estaba por encima de los símbolos más sagrados. Para evitar nombrarlo directamente, le decían “Lohun”, que en lengua maya quiere decir “muchos en Uno,” es decir, el 1, que es dios, y el 0-círculo, que es la Creación, o sea el Universo agregado a la divinidad.

De la esfera se derivó el círculo, y de éste el triángulo, que fue también sagrado entre los mayas, porque representaba la Trinidad Divina. Este triángulo quedó implícito en la pirámide, y cuando lo truncaron en su vértice superior, representó lo Innombrable. Paul Brunton, en su libro El Egipto Secreto, Buenos Aires, 1957, dice que “cuando Platón fue a Egipto, los sacerdotes (de Sais) le dijeron que en el centro de Atlán había una gran pirámide truncada que era el templo del Sol”. La pirámide truncada es el cuadrilátero irregular que nace del triángulo.

Volviendo a la representación de la esfera en la geometría maya y otros pueblos antiguos de América, con sentido astronómico o religioso, transcribiremos una cita de Andrew Tomas: “Entre los posibles rastros dejados por la Atlántida podrían situarse los centenares de extrañas esferas que se encuentran en Costa Rica, Guatemala y México. Estas bolas de piedra están finamente pulimentadas, y su diámetro varía desde unos centímetros hasta tres metros. Esas esferas de roca volcánica, algunas de las cuales pesan varias toneladas, están perfectamente talladas, lo que resulta particularmente sorprendente, habida cuenta de la ausencia de todo instrumento que hubiera podido servir para su manufactura en el lugar en que se les ha encontrado. La piedra de tales esferas solo pudo ser extraída a considerable distancia”.

Y sigue especulando Tomas, para preguntarse: ¿Quién pues fabricó esas bolas misteriosas? ¿A qué época pertenecen? ¿Cómo fueron transportadas desde lejos? ¿Y con qué finalidad fueron colocadas en las cimas de las montañas? Algunas de esas esferas están colocadas en formación triangular, lo que hace pensar en algún simbolismo astronómico o religioso. Y es forzoso admitir que la civilización que hizo tales esferas debió haber alcanzado un nivel cultural muy elevado.

El quechúa, la antigua lengua cortesana y administrativa del imperio Inca, aún siguen hablándola millones de indígenas en la altiplanicie andina sudamericana. Esa lengua antigua presenta afinidades notables con idiomas tan lejanos como el vasco y el japonés, que se parecen, que se parecen al quechúa en algunas de sus sílabas y el vasco en su construcción, pues ambas lenguas son aglutinantes. Algunas palabras son iguales en su fonética, aunque su significado difiere.

La lengua vasca, que se habla en el norte de España y al otro lado de la frontera francesa, no presenta ningún vínculo de unión con las demás lenguas europeas, excepto con una poco hablada en las montañas del Cáucaso. Podría ser la lengua más antigua en Europa. Y en cuanto al quechúa sudamericano, parece tener en común algunas palabras específicas con la lengua maorí de Nueva Zelanda y con las de Malasia y de la India y, desde luego, todas esas lenguas tienen raíces notorias en la antigua lengua maya.

Amor es “muna” en maorí y “munay” en quechúa; “nocu” es mí en maorí y “ñuca” es yo en quechúa; piel se dice “kiri” en maorí y “kara” en quechúa; mutilado es en ambas lenguas “mutu”; como “pura” es entre y “kumara” boniato o camote en ambas lenguas; jefe se dice “kura” en maorí y “kuraca” en quechúa. La palabra mentira, falsedad, es “”llullu” enquechúa y “lul” en el antiguo sumerio; ciervo es “sug” en sumerio y “soco” en quechúa; “kusuru” es cesto en quechúa y en sumerio se dice “kasher”; pájaro grande es “laklak” en lengua babilónica y “lleka-lleka” es garza en quechúa.

La Última Thule

A veces, sorprendentemente, hay analogía entre las lenguas de pueblos muy distantes entre sí y que ni siquiera sabían de su existencia uno del otro; como, por ejemplo, entre el griego antiguo y el hawaiano, uno en el Mar Mediterráneo y otro en mitad del Océano Pacífico. Por ejemplo, águila se dice “aetos” en griego y “aeto” en hawaiano; gente es “laos” en griego y “lahul” en hawaiano; “nous” es pensamiento en griego y “noo-noo” en hawaiano; “manthano” es aprender en griego y “manao” significa pensar en hawaiano; “melodhia” es lo mismo que en español, melodía, y “mele” significa cantar en hawaiano; “hikano” llegar en griego, se torna “hiki” en hawaiano, como “nalo” es habitar en griego y “noko” en hawaiano es vivir, posarse.

Los lugares se repiten también en sus nombres, en sitios muy distantes unos de otros. El Carnac de Bretaña, con sus miles de menhires alineados a lo largo de la costa, tiene su semejante en Kernak de Egipto con las hileras de enormes columnas de uno de sus templos. Una Kanarak se encuentra en el sur de la India, y dos Carnok en Escocia. Hayun Kanak en Turquía, un Kanayka en la URSS, un Carna en Irlanda, y un Carnaxide en Portugal. Cartago, la antigua metrópolis en el norte de África, posiblemente esté relacionado con “kar” de Karnak, ya que “kart” en idioma fenicio significa ciudad o pueblo. Una palabra similar para pueblo, “car”, la encontramos en Sudamérica entre los indios araucanos, así como en Bretaña de Europa, donde la palabra para designar pueblo es “ker”.

Y hay algo más sorprendente respecto a la ciudad de Tula de los antiguos toltecas de México, morada legendaria de Quetzalcóatl. El nombre le fue impuesto a la ciudad capital de los toltecas en memoria de la morada que el dios-rey Pájaro-Serpiente tuvo en el mar oriental, de donde llegó a México. Quizá fuera la ciudad exótica que los romanos llamaron “la última Thule, al final occidental de la Tierra”.

El Impronunciable

La designación romana de Thule pudo haberse referido a una de las islas Hébridas, o inclusive a Islandia, y la indicación “Última Thule,” que encontramos en los viejos mapas latinos, hemos visto ya que se emplea para precisar “el final occidental de la Tierra.” La palabra Tula o Thule forma un gran triángulo alrededor del océano, de la misma forma que los diferentes nombres de la Atlántida forman un círculo, en el sentido de las agujas del reloj, comenzando en Venezuela, y siguiendo por México, Centroamérica, Yucatán y las Antillas, hasta Europa, en dirección al Mediterráneo, y África del Norte, para volver de nuevo a América por las islas Canarias.

Esta memoria mundial de la Atlántida, o de sus más importantes letras componentes: A-T-N-L, es quizás la mayor memoria racial y lingüística de todas, y las variaciones regionales del nombre lo hacen todavía más convincente. También hay esa raíz en palabras claves de casi todas las lenguas. Lao Tzu, en el año 604 a. C., asienta que “el Tao (Teotla-dios en azteca) que puede ser nombrado con palabras, no es el Tao eterno. Nombre que pueda pronunciarse no es el suyo”.

Si se compara este pensamiento con la expresión maya “Aquello que se dice suspirando”, se entiende que también esta referencia alude al nombre del Impronunciable en su grandeza. La manifestación de la divinidad era representada entre los mayas por un círculo o una esfera roja, que era colocada sobre la cabeza de las estatuas venerables, y que luego se convirtió en el halo o aureola de los santos cristianos.

La próxima semana, en el Capítulo X y último de eta serie: Ruedas, pero no Vehículos, en el México Antiguo - Necesidad del Telescopio y la Lupa - Los Mayas Llegaron a América ya Culturizados. ¡NO TE LO PIERDAS!

  • Artículo publicado en Excélsior, en diez entregas del 30 de agosto al 8 de septiembre de 1976.

  • El autor de esta serie, Dr. Hugo de Grial, es un experto en conocimientos fundados en las ciencias esotéricas, que cada vez ganan mayor sitio dentro de la cultura moderna. Es autor de libros muy comentados, como los titulados: Sí existió la Atlántida, El Misterio del Arca de Noé, y Paracelso: Médico y Ocultista. Con varios seudónimos ha publicado otra veintena de muy interesantes obras.

    Capítulo anterior

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ARTICULOS"

Los “delincuentes en pareja” mas famosos de la historia

Los “delincuentes en pareja” mas famosos de la historia
El crimen, existe desde que la sociedad comenzó a establecer sus propias reglas. Así pues, los criminales, se dedican al rompimiento de las mismas, robando y matando para conseguir en la mayoría de los casos, un solo objetivo: “DINERO”. La mayoría de las veces, los delincuentes no

Contacto extraterrestre: ¿Qué es la ecuación de Drake?

Contacto extraterrestre: ¿Qué es la ecuación de Drake?
¿Podremos vivir algún día un contacto extraterrestre? Según a quien le preguntes, te dará una respuesta diferente. Neil deGrasse Tyson ha heredado su esperanza realista de su mentor, el inmenso Carl Sagan. Otros, como Stephen Hawking, lo consideran como algo negativo que podría acaba

Heroes vs Psicopatas… ¿cual es la relacion?

Heroes vs Psicopatas… ¿cual es la relacion?
Los héroes, son personas que realizan acciones fuera de lo común para salvar o ayudar a los demás, mientras que los psicópatas no tienen empatía por los otros y, más que ayudarles, están más dispuestos a hacerles daño. Por consiguiente, héroes y psicópatas exhiben lados opuestos

El “Phubbing”: Un mal que amenaza con extinguir nuestra civilizacion

El “Phubbing”: Un mal que amenaza con extinguir nuestra civilizacion
¿Qué es lo primero que vemosal entrar en un café o restaurante, museo, gimnasio, transporte público o incluso el cine? ¡Correcto! Personas con el celular en la mano. Hoy en día, actualizar los estados de Facebook o Twitter y subir las fotos de nuestras actividades a las redes social

Lo que implica ser ateo

Lo que implica ser ateo
El ateísmo es no creer en una entidad espiritual suprema, más conocida como dios en este caso. La etimología de la palabra ateo viene del griego "átheos", que significa sin dios, siendo A=sin y Teo= dios.En la antigüedad, hasta la entrada a la era moderna, ser ateo era un delito; en l

Virus que dejan en “ridículo” al Ebola por su fatalidad

 Virus que dejan en “ridículo” al Ebola por su fatalidad
La actual epidemia del Ébola en el occidente africano, una vez más le ha recordado al mundo lo vulnerables que somos ante ciertas enfermedades que aún no logramos controlar. Especialmente en aquellos países más empobrecidos en cuanto a recursos humanos y materiales refiere.Sin embargo

MAS QUE VER

Científicos concluyen que puede haber agua líquida sobre la superficie de Marte

El robot Curiosity ha descubierto que durante la noche marciana, en el cráter Gale se dan

Leer más
Universal Pictures desarrollará la adaptación de “Gears of War”

Desde 2012 no sabíamos nada de la adaptación cinematográfica de “Gears of War”. Por

06-10-2016
Leer más
Publican el ultimo avance de “Mad Max” antes de su estreno

Warner Bros. Pictures ha lanzado un último tráiler de la que promete ser una de las pel

01-04-2015
Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?