San Valentin: cosas que deberias saber

Miércoles, 11 de Febrero de 2015 18:00 ECLÉCTICA - Artículo
Imprimir

San Valentin: cosas que deberias saber

El 14 de febrero es conocido y celebrado en algunos países como el día de San Valentín o, en algunos casos, el día del amor y de la amistad. Seguro que eso cualquiera lo sabe, pero… ¿cuántos sabemos la historia de este sobresaliente día? ¿Por qué se celebra en esta fecha? ¿Por qué se ha vuelto una costumbre celebrar este día en pareja?

Ante estas interrogantes, y algunas más que seguramente irán siendo respondidas a lo largo de este artículo, es importante que sepamos a ciencia cierta qué significa este día y por qué es una celebración de orden mundial.

¿Quién en realidad fue San Valentín?

La historia oficial sugiere que San Valentín fue un sacerdote católico que durante el siglo III se enfrentó al emperador romano Claudio II celebrando bodas clandestinas, ya que habían sido prohibidas con el argumento de que los hombres jóvenes, sin familia, eran mejores soldados para la guerra.

Según la leyenda, Valentino le devolvió la vista a la hija del oficial Asterius, quien se disponía a encarcelarlo bajo la orden de Claudio II. Luego del milagro, la familia Asterius se convirtió al cristianismo, pero Valentino continuó preso. Finalmente el 14 de febrero del año 270, Claudio II ordenó martirizar y ejecutar al sacerdote.

Sin embargo, ese mismo día,el Emperador Claudio II mandó ejecutar también a otros hombres, uno de los cuales también podría ser considerado como el verdadero San Valentín. Se trata del Obispo de Interamna (hoy Terni, en Italia). Los registros escritos son confusos y algunos creen que podría tratarse de la misma persona, pero dada la polémica y la falta de certezas sobre quién fue San Valentín realmente, la Iglesia Católica no hace grandes celebraciones por él, aunque lo mantiene en la lista de Santos oficialmente reconocidos.

Por otro lado, hay quienes sostienen que el festejo de San Valentín fue un invento del poeta Geoffrey Chaucer, que se caracterizaba por improvisar algunos datos históricos, ya que no existen registros fehacientes sobre festejos de San Valentín antes de un poema que Chaucer escribió en el año 1375.

El gran negocio

Dejando a un lado a los japoneses, donde la tradición en ese país indica que sólo las mujeres ofrecen regalos en esta fiesta, si eres hombre,sobre todo uno con una economía en ciernes, preferirás no celebrar el San Valentín. De acuerdo a datos oficiales, en promedio, los hombres gastan el doble que las mujeres en tarjetas y regalos. En 2014 los hombres estadounidenses gastaron un promedio de 156 dólares en esta fecha, mientras que las mujeres tan solo 85.

Lo anterior, nos lleva a plantearnos las siguientes preguntas… ¿quién en realidad obtiene beneficiosen San Valentín? ¿Los enamorados? Por supuesto que NO. Lamentablemente, quienes más ganan en San Valentín, además de aquellos que diseñan y comercializan las tarjetas y reparten flores y regalos, son las compañías fabricantes de preservativos. Las cifras oficiales del año pasado indican que las ventas de condones aumentaron entre un 20 y un 30 por ciento durante la semana de San Valentín.

A consecuencia de lo anterior, en el mes de marzo, las ventas que aumentan son las de pruebas de embarazo.

Por otro lado, si hay algo que caracteriza a estas fechas es el exceso de producciones cinematográficas en torno a las historias de amor hollywoodenses, que contrastan con las mejores producciones que días después veremos en los premios Oscar.

Otros datos interesantes

Flores, ropa, chocolates, perfumes, muñecos de peluche o bien, simplemente compartir una comida, cena o en su defecto, si la economía está un poco apretada, sólo dar cariño, afecto y amor, figuran entre los principales obsequios y maneras de celebrar en este día.

Sin embargo, llama la atención que, en lo que se refiere a los mexicanos, el porcentaje de personas que NO esperan recibir nada, a pesar de haber costeado un presente, es realmente alto y sólo un poco más bajo de aquellos que dicen estar seguros que si recibirán algo. Así pues, el 42.1% de los mexicanos no piensa recibir ningún presente, mientras que el 43.9% sí.

¿Y qué esperar de regalo? Pues aunque en el día de San Valentín se ha vuelto una costumbre obsequiar chocolates, el interés de algunos mexicanos que suelen conmemorar este día y que además se encuentran dentro de ese 43.9% que sí esperan recibir algo, “no tiene pies”. Resulta que además de las flores, producto de gran aprecio entre el género femenino, quizá existan algunos que prefieran adquirir productos cuya caducidad sea más prolongada. La ropa (chamarras, playeras, blusas, pantalones, etc.), es uno de los productos más esperados por la mayoría,sustituyéndose la sinceridad de una tarjeta, la ternura de un peluche, el entretenimiento de un libro y hasta la placentera sensación de saborear un chocolate, por bienes que puedan ser mejor aprovechados dentro de nuestra vida cotidiana.

No cabe duda que el 14 de febrero, Día del Amor y la Amistad, ha superado las expectativas del propio San Valentín, quien, en caso de haber existido realmente, en su lucha por instituir el sacramento del matrimonio, nunca imaginó que sus acciones derivarían en una importante actividad comercial a nivel mundial, que al menos por un día al año, ha conseguido unir y sensibilizar de forma relativa al ser humano.

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar