Jack O’Lantern: el origen de la calabaza de Halloween

Jueves, 09 de Octubre de 2014 18:00 ECLÉCTICA - Artículo
Imprimir PDF


Jack O’Lantern: el origen de la calabaza de Halloween

Estamos a unas cuantas semanas de celebrar nuevamente el Halloween, una festividad que es una tradición en los Estados Unidos, pero que con los años se ha vuelto cada vez más popular en todo el mundo y en México, no se diga. Cuando pensamos en Halloween, nuestra mente se inunda de símbolos y personajes de terror, sin embargo, lo primero que se nos viene a la mente cuando hablamos de esta festividad, es la famosa calabaza con ojos, nariz y boca grotescos, mejor conocida como Jack O’Lantern.

Un nombre muy curioso… ¿no? Seguro que te preguntarás de dónde es que viene la tradición de vaciar una calabaza y transformarla en un farol tallándole ese espantoso rostro. Pues bien, ya que seguro te estás preparando par esta fecha, es mejor que sepas de dónde nace la historia de la calabaza de Halloween.

La leyenda de Jack O’Lantern

Existe un viejo relato popular irlandés que habla de Jack, un perezoso pero astuto granjero que usó una cruz para atrapar al Diablo. Una de las versiones cuenta que Jack engañó al Diablo haciéndole subir a un manzano, y luego puso rápidamente cruces alrededor o talló una cruz en el tronco, para que el Diablo no pudiera bajar.

Otra versión del mito dice que Jack estaba siendo perseguido por algunos aldeanos a quienes había robado cuando se encontró con el Diablo, quien le dijo que había llegado el momento de su muerte. Sin embargo, el ladrón retrasó su suerte tentando al Diablo a castigar a los aldeanos que lo perseguían alegando que eran fieles a Dios. Jack le dijo al Diablo (quien podía adoptar cualquier forma) que se convirtiera en una moneda con la cual pagaría por los bienes robados; luego, cuando la moneda/Diablo desapareciera misteriosamente, los aldeanos pelearían entre sí para averiguar quién se la había robado. El Diablo accedió a la propuesta: se convirtió en una moneda de plata y saltó al saco que Jack llevaba, solo para encontrarse junto a una cruz que el ladrón había también robado en la aldea. Jack cerró bien el bolso y la cruz privó al Diablo de sus poderes; y así lo atrapó.

En ambos mitos, Jack solo deja ir al Diablo cuando éste accede a no llevarse su alma jamás. Luego de un tiempo Jack muere, como cualquier otro ser viviente. Por supuesto, su vida había sido demasiado pecaminosa como para poder entrar al Cielo; no obstante, el Diablo había prometido no llevarse su alma, y así quedó también fuera del infierno. Ahora Jack no tenía adonde ir. Se preguntó cómo podría ver a donde iba, ya que no tenía luz alguna, y el Diablo le arrojó, a modo de burla, una brasa que nunca dejaría de arder, ya que era una brasa de fuego del infierno. Jack ahuecó uno de sus nabos (su comida favorita), puso la brasa en su interior y comenzó a vagar eternamente y sin rumbo por todo el mundo para encontrar un lugar donde finalmente descansar.

Así pues, pasó a ser conocido como Jack of the Lantern (“Jack el de la linterna”), o Jack-o’-Lantern. La linterna de Jack en Irlanda y Escocia era un nabo tallado con la supuesta cara tenebrosa de Jack, que solían colocar en las ventanas para ahuyentar al diablo y a todo espíritu maligno de sus hogares.

La leyenda tiene varias versiones:

  • Algunas incluyen un “hombre sabio y bueno”, o incluso a Dios mismo ayudando a Jack a prevalecer sobre el Diablo.
  • Hay varias versiones del acuerdo entre Jack y el Diablo. Algunas dicen que el trato era solo temporal pero el Diablo, avergonzado y vengativo, niega la entrada de Jack al infierno después de que este muera.
  • Jack es considerado un hombre codicioso y es rechazado tanto en el Cielo como en el infierno, mientras que al Diablo no se lo menciona siquiera.
  • En otras versiones, Dios le da a Jack el nabo.
  • Una variante afroamericana sostiene que Jack, llamado Gran Dieciséis, consigue matar al Diablo, siendo posteriormente rechazado en el infierno por la viuda del mismo.


Más allá de lo pintoresco de estas leyendas, el término jack-o’-lantern se refirió originalmente a un vigilante nocturno, u hombre con farol, siendo conocido su uso a partir de mediados del siglo XVIII; y más tarde se aplicó al fenómeno de los fuegos fatuos (will-o’-the-wisp en inglés). En Labrador y Terranova, tanto los nombres “Jacky Lantern” y “Jack the Lantern” se refieren a los fuegos fatuos en vez de a la calabaza tallada.

¿Nabos, remolachas o calabazas?

Como ya lo hemos mencionado, la leyenda dice que cuando Jack muere no encuentra lugar ni en el cielo (por su vida de pecador) ni en el infierno (dado que el Diablo no puede llevarse su alma). Es así como Jack queda errante en la oscuridad eterna, iluminando su camino con una brasa del infierno que nunca dejaría de arder, un regalo a modo de burla del Diablo. Jack introdujo la brasa en un nabo ahuecado construyendo la linterna que le daría nombre.

Desde entonces en Gran Bretaña es tradición folclórica que los niños tallen faroles de fuego fatuo en vegetales como nabos y remolachas. Aunque no está del todo claro, muchos documentos confirman su conexión con la festividad de Halloween a partir de 1866.

Sin embargo, hay algo que aún no checa… ¿Nabos, remolachas? ¿y las calabazas?

Como siempre sucede en estos casos, el ritual de los vegetales tallados sufrió grandes transformaciones cuando emigró de Europa a Norteamérica. Sucede que Irlanda siempre mantuvo una gran tradición migratoria con los Estados Unidos, por lo que resulta lógico entender como la tradición cruzó el Atlántico.

Lo que no existía en esa suerte de nuevo mundo, era la abundancia de plantaciones de nabos y remolachas, por lo que los niños tuvieron que improvisar con calabazas, un vegetal que sí se plantaba en grandes extensiones.

Fue gracias a estas circunstancias que la calabaza tallada con el rostro de Jack O’Lantern comenzó a volverse popular en todo el territorio norteamericano hasta convertirse en el símbolo indisociable del Halloween.

Así es que ya lo sabes, si eres de los que acostumbran tallar calabazas en compañía de la familia, lo que estás realmente haciendo, según la tradición, es tallar la cara de Jack O’Lantern.

Commentarios:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

MAS "ARTICULOS"

Klachi y su misteriosa “epidemia de sueño”

 Klachi y su misteriosa “epidemia de sueño”
Mientras el mundo se agita por las amenazas yihadistas, la brutalidad policial y la tensión en la arena política, los habitantes de una pequeña aldea kazaja buscan la solución para una epidemia misteriosa que les hace dormir durante varios días seguidos.De acuerdo con los datos de los

Cucarachas… ¿para que sirven?

Cucarachas… ¿para que sirven?
Sin lugar a dudas, en más de una ocasión hemos escuchado a algunas personas desear fervientemente que las “cucarachas” desaparezcan de la faz de la tierra. Esta reacción normalmente viene a consecuencia de un desagradable e inesperado encuentro con alguno de estos indeseables insect

Azucar… ¿un peligro para nuestro cerebro?

 Azucar… ¿un peligro para nuestro cerebro?
Sin duda, nuestro cerebro es lo más importante que tenemos. Dependemos de este imprescindible órgano para realizar cualquier acción, ya sea mecánica o planeada. El hecho de que el cerebro nos falle, sin lugar a dudas nos pone en un verdadero predicamento. Existen muchos tipos de afecta

Los Mayas: Precursores del lenguaje, las matemáticas y la astronomía del mundo (Capítulo III)

Los Mayas: Precursores del lenguaje, las matemáticas y la astronomía del mundo (Capítulo III)
Los mayas fueron llamados primeramente en la India, según vimos ya, los Nagas o Naacales, cuyo nombre en lengua maya significa Los Serpentinos (Na-Kan). Su capital fue la antiquísima ciudad de Nagpur (Na-Pur), desde donde gobernaron y diseminaron sus conocimientos. El imperio Naga termin

La esclavitud moderna y nuestro consumo

La esclavitud moderna y nuestro consumo
En la actualidad, el tema de la esclavitud está aún más vigente que en los tiempos en los que consideramos la sociedad era aún menos civilizada que ahora. Como era de esperarse, algunos de los productos que solemos comprar y consumir diariamente son fabricados gracias al abuso y la exp

Otto Skorzeny: el NAZI que se unió al MOSSAD

Otto Skorzeny: el NAZI que se unió al MOSSAD
Sin duda, la historia se encuentra llena de pasajes oscuros e ironías inexplicables mismas que, si se integraran a los libros de historia, cambiarían por completo la percepción y comprensión de ésta. Es el caso del siguiente pasaje…Resulta que OttoSkorzeny, el miembro de las S.S. m

MAS QUE VER

“The Walking Dead” es renovada para una 8ª temporada por AMC

A escasos días del estreno de la séptima temporada de “The Walking Dead”, AMC h

17-10-2016
Leer más
Elige la talla de zapatos perfecta

Aprender a elegir la talla de zapatos correcta, es importante para tu compra no resulte en

Leer más
Los científicos revelan por qué enero es el mes con la mortalidad más alta del año

Quizá nunca te lo hayas preguntado pero resulta que el mes de enero, el periodo más mort

Leer más

EVENTOS PARA HOY

¿QUE HAY EN EL CINE?

RAZA EN FACEBOOK

Encuesta

¿QUE TIPO DE PERSONALIDAD TIENES?